Consideraciones sobre el desplazamiento de los Juegos olímpicos del año 2020 al 2021/Considerations on the relocation of the Olympic Games from 2020 to 2021

PODIUM. Revista de Ciencia y Tecnología en la Cultura Física, enero-abril 2022; 17(1): 1-4

 

 

 

Editorial

 

Consideraciones sobre el desplazamiento de los Juegos olímpicos del año 2020 al 2021

 

Considerations on the relocation of the Olympic Games from 2020 to 2021

 

Considerações sobre a mudança dos Jogos Olímpicos de 2020 para 2021

 

Fernando Emilio Valladares Fuente1* https://orcid.org/0000-0003-4952-1846

 

1Universidad Pinar del Río "Hermanos Saíz Montes de Oca", Facultad de Cultura Física "Nancy Uranga Romagoza". Pinar del Río, Cuba.

 

*Autor para la correspondencia: fernando.valladares@upr.edu.cu


Para el mundo del deporte, pocos eventos son tan esperados como los Juegos Olímpicos modernos. Esta manifestación despliega una gama de atractivos, prueba de valor, talento, perseverancia y competencias que hacen del deporte un espacio para el desarrollo, la auto exigencia y la paz entre los pueblos. Sin embargo, en estos Juegos recientes del 2020, ocurrió algo que rompió con la acostumbrada frecuencia de los 4 años por cada certamen mundial; el surgimiento y expansión de la pandemia provocada por el Corona virus Sars cov 2 que obligó a los organizadores a desplazar los juegos. Esto acarreó un grupo de insatisfacciones y obstáculos que afectó en cierta medida a los atletas y entrenadores olímpicos y paralímpicos. Aún en los orígenes de los juegos olímpicos de Grecia, se concebían estos juegos como un evento donde se debían garantizar las condiciones del atleta y sobre todo el tiempo que necesitaba para entrenar, cuestión esta que se vio alterada con este circunstancial desplazamiento en el tiempo. "Los atletas se inscribían a título individual, no representaban a un estado, y eran evaluados por unos jueces que tenían que comprobar que cumplían los cinco requisitos: ser griegos, ser hombres libres, hijos legítimos de padres griegos, no estar privados de derechos de ciudadanía por haber cometido algún delito y haberse entrenado durante un período de diez meses antes de la prueba." (Garcés, 2021, p. 139).

Históricamente, no ha sido este el primer evento olímpico que ha sido trasladado de su fecha original por razones de impacto mundial, otros también han sucedido, desafortunadamente por conflictos bélicos y por decisiones que marcaron una etapa difícil para la humanidad. "Anteriormente, las suspensiones estuvieron relacionadas, particularmente, con las Guerras Mundiales: Berlín (1916), Tokio/Helsinki (1940) y Londres (1944). En esta oportunidad, el impedimento y, posterior aplazamiento, se vio vinculado con una pandemia que tuvo como epicentro la región china de Wuhan." (Beristain, Lantelme, 2020a. p. 432).

Estos juegos cuentan con características muy distintivas que lo hacen muy peculiar pues se trata de un perfeccionamiento del sistema deportivo nipón cuyo objetivo era superar las expectativas de Japón como anfitrión de los juegos de 1964 y establecer su más avanzada tecnología al servicio del movimiento deportivo mundial.

Estos juegos tienen como meta, brindar un contexto para construir un mundo mejor y más pacífico, educando a la juventud a través del deporte practicado sin discriminación de ningún tipo en un espíritu de amistad, solidaridad y juego limpio. Tomando como referencia la juventud, estos juegos significan un instrumento educativo de alto valor en estos momentos donde la crisis de valores morales y el abuso de las tecnologías amenazaron con distorsionar la resiliencia y la adaptación del hombre a las crisis sanitarias, económicas y ambientales.

"Debemos tener en cuenta que, hoy en día, uno de los principales escollos a los que se enfrentan la gran mayoría de las federaciones nacionales e internacionales es acercar las disciplinas deportivas a una gran cantidad de público joven con costumbres totalmente diferentes a las de hace 20-30 años." (Quirós, 2021, p. 5)

Interno a la preparación del deportista, este desplazamiento provocó ruptura de las rutinas establecidas en el entrenamiento y la modificación de los medios, implementos y espacios deportivos que tradicionalmente utilizan para desarrollar sus capacidades y habilidades físicas y mentales. Desde lo psicológico se han presentado estudios aplicados a deportistas que apuntan a:

"la incertidumbre, preocupaciones respecto a la salud de la familia, aburrimiento e inquietud por entrenar; las primeras son consecuencia de la amenaza que representaba la pandemia, las últimas, un producto de los cambios introducidos en sus hábitos de vida, más visible en los comprometidos con la participación en los JJ.OO." (Duarte, 2021, p. 11).

Pero, de ninguna forma el deporte ha constituido un conducto hacia el estrés y la ansiedad, es más que demostrable que el deporte y la actividad física ayudan a aliviar el estrés en las condiciones más hostiles y adversas En investigaciones,

"se llega a la conclusión que realizar ejercicios al aire libre, manteniendo las medidas de protección necesarias, no solo mejoraría los síntomas de estrés y ansiedad, sino que contribuiría con el mantenimiento de un estilo de vida saludable." (Pico, et al, p. 35, 2020).

El desplazamiento de los juegos olímpicos fue preferible a la cancelación de estos, que conduciría a un caos económico, sobre todo a las potencias que han destinado cuantiosos presupuestos a las organizaciones, federaciones y eventos deportivos. Causaría un descenso de los niveles económicos del país sede que dejaría de ganar altos dividendos como honorarios por derechos de publicidad, asistencia en los espectáculos y turismo alrededor del acontecimiento deportivo.

"El PBI de Japón sufrirá una retracción del 1,6% debido a la suspensión de los Juegos Olímpicos, cuando estaba previsto que para este año rondaría en 1,1 %. A nivel internacional, la atención generada por el mega evento se centrará en la aparición de la cura del Covid-19, por lo que la diplomacia deportiva desplegada por Tokio desde hace años sufrirá un retroceso en términos políticos. Esto se debe a que, para el año 2021, se deberá garantizar a las delegaciones participantes las condiciones sanitarias para evitar cualquier tipo de crisis." (Beristain, Lantelme, 2020b. p. 436)

Mantener la fe de producir los juegos, no solo evitaría estas pérdidas sino demostraría al mundo de lo que es capaz un pueblo organizado y resiliente como lo ha sido Japón. Más aun cuando la sede de los juegos se trata de este abnegado país, las consecuencias de este desplazamiento se reflejan también en las economías más débiles del mundo, específicamente la cubana.

El movimiento deportivo de la mayor de las Antillas se ha visto conducido a reestructurar los planes de entrenamiento en condiciones de pandemia, aún en la apremiante condición de ser un país del tercer mundo y constantemente asediado por el bloqueo norteamericano. Este segundo factor hace del mantenimiento del deporte un alto reto cuando practicar en espacios deportivos de alta concepción logística y tecnológica pone en desventaja al equipo cubano en diversas modalidades. Desplazar la fecha de la competición implica más gasto de recursos, tiempo de entrenamiento fuera de calendario preconcebido desde años previos como forma de sistema en la pirámide del movimiento deportivo cubano.

Esto es sin contar con el daño psicológico que produce el acto del confinamiento y la adaptación de entrenamiento para deportes, sobre todo colectivos. Aun así, esta décimo cuarta posición en el medallero olímpico denota la alta capacidad que tiene el Comité Olímpico Cubano, nuestros atletas y entrenadores de acatar las nuevas condiciones impuestas por la pandemia y lograr resultados positivos. Mucho más difícil ha sido el reto de entrenadores y atletas paralímpicos que en condiciones físicas desventajosas alcanzaron medallas y ofrecieron lo mejor de ellos para poner el nombre de Cuba en lugar más venerado y más querido; por lo que significa representar esta pequeña y valiente patria.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Barrios Duarte, R. (2021). Pandemia por COVID-19 y salud mental en deportistas: Una exploración después de la primera etapa. Revista Cubana de Medicina del Deporte y la Cultura Física, 15(3), Article 3. http://www.revmedep.sld.cu/index.php/medep/article/view/465

Beristain, M. E., & Lantelme, S. (2020). Las relaciones internacionales, el turismo y un nuevo fenómeno mundial: Covid-19. El caso de los Juegos Olímpicos (Tokio, 2020). Temas y debates: revista universitaria de ciencias sociales, 1, 431-437. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7912391

Garcés García, M. del P. G. (2021). El espíritu olímpico en Occidente desde sus orígenes en Grecia y los Juegos Olímpicos de Tokio (1964-2021). Revista de Filología de la Universidad de La Laguna, 43, 137-152. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=8022728

Picco, J., Dávila, E. G., Wolff, S., Gómez, V., & Wolff, D. (2020). Aspectos psicosociales de la pandemia COVID-19 en la población de la ciudad de Mendoza. Revista argentina de cardiología, 88(3), 207-210. https://www.redalyc.org/jatsRepo/3053/305366159004/

 

Conflicto de intereses:
Los autores declaran no tener conflictos de intereses.

 

Contribución de los autores:
Fernando Emilio Valladares Fuente: Concepción de la idea, búsqueda y revisión de literatura, confección de base de datos, asesoramiento general por la temática abordada, redacción del original (primera versión), revisión y versión final del artículo, corrección del artículo, coordinador de la autoría, traducción de términos o información obtenida, revisión de la aplicación de la norma bibliográfica aplicada.

 


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Copyright (c) 2022 Fernando Emilio Valladares Fuente