Motocross: reto y atracción deportiva/Motocross: challenge and sport attraction

PODIUM. Revista de Ciencia y Tecnología en la Cultura Física, mayo-agosto 2022; 17(1): 448-451

 

 

 

Editorial

Motocross: reto y atracción deportiva

 

Motocross: challenge and sport attraction

 

Motocross: desafio e atração esportiva

 

Fernando Emilio Valladares Fuente1* https://orcid.org/0000-0003-4952-1846

María Victoria Hernández Pérez1 https://orcid.org/0000-0003-2234-0906

 

1Universidad Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca, Facultad de Cultura Física "Nancy Uranga Romagoza". Pinar del Río, Cuba.

 

*Autor para la correspondencia: fernando.valladares@upr.edu.cu


Dentro de los deportes extremos que más ha llamado la atención a nivel mundial, y sobre todo en la isla de Cuba, se encuentra el motocross. No han sido pocos los motociclistas cubanos que han dedicado sus habilidades, tiempo y recursos a su práctica; más que todo por pasión y tradición. Con frecuencia, se disfruta el panorama del entrenamiento o competencia de este atractivo y audaz deporte sin estimar que detrás de esta prueba de valentía hay muchos años de dedicación, retos y sacrificios que la mayoría de los atletas destacados han tenido que asumir.

Sin embargo, aun contando con lo contagioso de esta exhibición deportiva, no abundan los espacios para difundir información sobre esta modalidad que se presencia eventualmente y que, de existir, enriquecería significativamente la cultura del deporte.

El motocross se originó en Inglaterra en 1924, en aquellos tiempos solo eran bicicletas con motores de combustión incorporados; el tramo a recorrer contaba con solo 2,5 millas que incluían pendientes, secciones rocosas, cruce de arroyos y otros escenarios naturales (Larson, McIntosh, 2012).

Pero en una primera etapa no se le conoció como motocross. "En un inicio se le conoció como carreras de scramble y rápidamente creció en popularidad. Más adelante, mediante la combinación de dos términos motocyclette (moto) y cross country (a campo traviesa), se le bautizó con el nombre de motocross, y así se le conoce hasta hoy" (Ajete, 2019. p. 2).

Este deporte ha tenido máximos exponentes en muchos países del mundo y anualmente se realizan campeonatos de alta magnitud que ponen a prueba las habilidades de los atletas y lo mejor de la mecánica automotriz mundial, lo cual es representada por los competidores. Todo este ensamblaje de destreza ha formado parte de una noticia que globalmente se persigue en la radio, la televisión, la prensa e internet.

No obstante, en el plano científico los estudios no han sido lo más múltiples posibles, no más de los que este noble deporte merece. Si se realiza una búsqueda bibliográfica sobre el tema, se destacan aristas relacionadas con la salud y las lesiones deportivas (Grange, et al., 2009; Humpherys, et al., 2018; Singh, et al., 2018). Se han encontrado otros temas que versan sobre accidentes ocasionados en el ejercicio del deporte (Gorski at al., 2003), otro relacionado con una comparación entre el rendimiento físico de atletas del motocross y otros atletas practicantes de deportes como el fútbol y el baloncesto (Sandel et al., 2018). Se destaca, además, un estudio sobre el motocross visto desde las características de un campeonato de este certamen en ciudad Semarang, Indonesia (Mahrani, et al., 2020).

En lo que respecta al motocross local, provincia Pinar del Río, este deporte ha llegado para establecerse y mantener una prestigiosa herencia de motocrosistas. Según entrevista aplicada a su metodólogo provincial Licenciado Orestes García Fernández, el equipo local ha ganado el campeonato nacional por cinco años consecutivos, solo interrumpido por la pandemia Cornona virus en al 2019. Este equipo ha aportado atletas al equipo nacional.

Hace 15 años esta agrupación fue ganadora en la modalidad individual 125, para la categoría 11-15 años, y en la actualidad, se repite el lauro (2019) en la figura de Biarna Rodríguez Lobaina. Esta joven atleta procede de familia motocrosista; su padre y abuelo lo fueron en su tiempo y aseguraron este legado valioso que enorgullece a esta provincia.

De forma general, este deporte efectúa sus presentaciones en seis eventos, organizados cronológicamente en el año y en diferentes territorios del país: el primero a principios de año en Mayabeque (Guines); el segundo se efectúa en marzo, en la provincia de Holguín; el tercero se realiza en Pinar del Río en el mes de mayo; el cuarto, en julio o en agosto, en la provincia de Sancti Spiritus; el quinto se celebra para septiembre en Las Tunas y el último se realiza en noviembre en la provincia de Villa Clara.

Este equipo de trabajo del motocross pinareño cuenta con un colectivo de atletas, entrenadores y trabajadores que dedican su tiempo a mejorar las técnicas, y superar los resultados de los indicadores que rigen el entrenamiento. Es importante agregar a esto que el equipo recibe una sistemática capacitación por parte del claustro metodológico del sectorial del deporte local.

Respecto a las condiciones materiales en el deporte se pudiera mencionar que el equipo técnico lucha incansablemente por garantizar las condiciones básicas para que se realice este deporte, aun cuando se conoce que los tiempos han sido muy difíciles para obtener piezas originales en el mercado mundial. Aquí es donde sale a relucir el poder innovador de los trabajadores, el uso de los conocimientos y el ingenio del cubano. Hacer todo lo que se pueda para devolver la sonrisa de los atletas y los espectadores del motocross tras esta pandemia que afectó todo es la consigna espiritual de los motocrosistas cubanos. Lograr que el conocimiento del motocross llegue a todos con la misma intensidad que llegan las carreras, Esa debe ser la principal meta de cualquier promotor de este arriesgado pero bello deporte.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Ajete., J. R. (2019). Motocross, a campo traviesa. Periódico Guerrillero. http://www.guerrillero.cu/motocross-a-campo-traviesa/

Gorski, T. F., Gorski, Y. C., McLeod, G., Suh, D., Cordero, R., Essien, F., Berry, D., & Dada, F. (2003). Patterns of injury and outcomes associated with motocross accidents. The American Surgeon, 69(10), 895-898. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/14570370/

Grange, J. T., Bodnar, J. A., & Corbett, S. W. (2009). Motocross Medicine. Current Sports Medicine Reports, 8(3), 125-130. https://doi.org/10.1249/JSR.0b013e3181a61e95

Humpherys, J., Lum, Z., & Cohen, J. (2018). Diagnosis and Treatment of Chronic Exertional Compartment Syndrome of the Forearm in Motocross Riders. JBJS Reviews, 6(1), e3. https://doi.org/10.2106/JBJS.RVW.17.00023

Larson, A. N., & McIntosh, A. L. (2012). The epidemiology of injury in ATV and motocross sports. Medicine and Sport Science, 58, 158-172. https://doi.org/10.1159/000338728

Ruliana, P., & Ritonga, R. (2020). Building the Image of Semarang City through Motocross World Championship. Jurnal Komunikasi Ikatan Sarjana Komunikasi Indonesia, 5, 243-253. https://doi.org/10.25008/jkiski.v5i2.423

Sandel, N. K., Worts, P. R., Burkhart, S., & Henry, L. (2018). Comparison of baseline ImPACT performance in amateur motocross riders to football and basketball athletes. Brain Injury, 32(4), 493-497. https://doi.org/10.1080/02699052.2018.1429020

Singh, R., Bhalla, A., Ockendon, M., & Hay, S. (2018). Spinal Motocross Injuries in the United Kingdom. Orthopaedic Journal of Sports Medicine, 6(1). https://doi.org/10.1177/2325967117748644

 

Conflictos de intereses:
Los autores declaran no tener conflictos de intereses.

 

Contribución de los autores:
Los autores han participado en la redacción del trabajo y análisis de los documentos.  


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Copyright (c) 2022
Fernando Emilio Valladares Fuente, María Victoria Hernández Pérez