El proceso de formación de líderes estudiantiles desde la Extensión Universitaria en la carrera Cultura Física

Revista PODIUM, septiembre-diciembre 2020; 15(3): 534-549

 

El proceso de formación de líderes estudiantiles desde la Extensión Universitaria en la carrera Cultura Física

 

The process of formation of student leaders from the University Outreach Department in the degree of Physical Culture

 

O processo de formação de líderes estudantis dede a extensão universitária na carreira Cultura Física

 

Ana Caridad Veitia Acosta1* https://orcid.org/0000-0003-3133-5439

Anamary Rojas Murillo1 https://orcid.org/0000-0002-4340-0608

Aylén Rojas Valdés1 https://orcid.org/0000-0002-4369-5477

Yudit Rovira Álvarez1 https://orcid.org/0000-0003-3232-9372

Teresa Acosta Pérez1 https://orcid.org/0000-0001-8720-5137

 

1Universidad de Pinar del Río "Hermanos Saíz Montes de Oca". Pinar del Río, Cuba.

 

*Autor para la correspondencia: ana.veitia@upr.edu.cu

Recibido: 13 de mayo de 2020.
Aprobado: 7 de septiembre de 2020.


RESUMEN

En la presente investigación, se ofrece una concentración teórica acerca del proceso de formación de líderes estudiantiles en las carreras pedagógico-deportivas. El objetivo general estuvo dirigido a diseñar una estrategia que contribuya al proceso de formación de líderes estudiantiles desde la Extensión Universitaria en la carrera Cultura Física, de la Universidad de Pinar del Río "Hermanos Saíz Montes de Oca". Se presentaron los resultados correspondientes a sus dos primeras tareas investigativas. El enfoque general de la investigación fue el dialéctico-materialista y se utilizaron métodos del nivel teórico y del nivel empírico como el análisis de documentos, la entrevista y la encuesta. El estudio investigativo realizado acerca del proceso de formación de líderes estudiantiles, desde la Extensión Universitaria, se centra en la realidad de la universidad cubana, desde una mirada crítica acerca del encargo social que tiene un profesional de la carrera Cultura Física para cumplir con su meta de manera competitiva. Constituyen premisas fundamentales el desempeño activo del estudiante en la socialización y cooperación durante la ejecución de las actividades que realiza en el contexto universitario y en la comunidad.

Palabras clave: Líderes estudiantiles; Cultura Física; Extensión Universitaria.


ABSTRACT

In the present research, a theoretical concentration is offered about the process of formation of student leaders in the pedagogical-sports careers. The general objective was directed to design a strategy that contributes to the formation process of student leaders from the university extension in the Physical Culture career, of the University of Pinar del Río.  The results corresponding to its first two research tasks were presented. The general approach of the research was the dialectical-materialistic one, and methods from the theoretical level and from the empirical level were used, such as the analysis of documents, the interview and the survey.  The research study carried out about the process of formation of student leaders, from the university extension, is centered in the reality of Cuban university, from a critical look about the social assignment that a professional of Physical Culture has to fulfill his/her goal in a competitive way. The active performance of the student in the socialization and cooperation during the execution of the activities that he/she carries out in the university context and in the community constitute fundamental premises. 

Keywords: Student leaders; Physical culture; University outreach department extension.


RESUMO

Na presente investigação, é oferecida uma concentração teórica sobre o processo de formação de líderes estudantis nas carreiras pedagógico-desportivas. O objetivo geral foi orientado para conceber uma estratégia que contribua para o processo de formação de líderes estudantis da extensão universitária na carreira da Cultura Física, na Universidade de Pinar del Río.  Foram apresentados os resultados correspondentes às suas duas primeiras tarefas de investigação. A abordagem geral da investigação foi a dialética-materialista e foram utilizados métodos do nível teórico e empírico, tais como a análise de documentos, a entrevista e o inquérito.  O estudo de investigação realizado sobre o processo de formação de líderes estudantis, a partir da extensão universitária, centra-se na realidade da universidade cubana, de um ponto de vista crítico sobre a tarefa social que um profissional da carreira da Cultura Física tem de cumprir o seu objetivo de uma forma competitiva. O desempenho ativo do estudante na socialização e cooperação durante a execução das atividades que desenvolve no contexto universitário e na comunidade constitui premissas fundamentais.

Palavras-chave: Líderes estudantis; Cultura física; Extensão universitária.


INTRODUCCIÓN

El actual contexto mundial, afectado por una crisis epidemiológica, revaloriza el papel que están llamados a jugar los estudiantes universitarios, partícipes de procesos socio-políticos, económicos y culturales, con capacidades desarrolladas para ofrecer soluciones a problemáticas existentes en los contextos donde se encuentren, ya sea las Instituciones de Educación Superior (IES) en las que tradicionalmente se forman o desde los espacios comunitarios o familiares.

Batista, González Aportela y Ortiz (2018), expresan en sus estudios que la razón de ser de la universidad contemporánea es satisfacer las necesidades sociales e individuales, a partir de la preparación del ser humano como ente activo de la sociedad en que se desempeña.

El criterio de los autores enuncia la pertinencia del proceso de Extensión Universitaria, expresando al respecto:

"Para poder dar cumplimiento a esta misión, la universidad, en tanto institución formativa y transformadora, requiere aglutinar todo su quehacer y proyectarlo a través de un proceso fundamental: la Extensión Universitaria, facilitando el vínculo universidad-sociedad a través de la promoción de las diferentes formas de cultura (científico-tecnológica, artístico-literaria, cultura física, de salud, socio-humanística, económica, jurídica, político-ideológica, entre otras), para dar respuesta a las necesidades de superación y capacitación, por lo que contribuye al desarrollo cultural integral" (p.5).

Desde esta perspectiva, se considera que en el contexto universitario se debe ponderar el cumplimiento de los objetivos que hoy tiene la Extensión Universitaria y su vinculación con el encargo social del profesional de la Cultura Física. Es una necesidad social la promoción del deporte, de la salud y de una cultura general integral, que haga uso de las ciencias de tan importante carrera. Además, se exige una transformación social que responda a las necesidades, gustos y preferencias de la población en general, desde la actividad física.

En el ámbito de la investigación deportiva, el liderazgo ha sido tema de creciente interés. La importancia del fenómeno social se hace visible en un sinfín de situaciones y vínculos, entre los cuales se identifican grupos de amistad, la familia, los ámbitos educativos y comunidades.

Un abordaje intencional desde el punto de vista pedagógico en la universidad, específicamente dirigido a la formación de líderes estudiantiles desde la Extensión Universitaria en las carreras pedagógico-deportivas, está en el centro de una visión que contempla a los estudiantes como protagonistas de cambios propositivos que movilizan a otros actores y en el que juegan un papel fundamental en las comunidades intra y extrauniversitaria, al compartir intereses comunes y crear condiciones de bienestar social, cultural y de salud, con plena participación de todos.

En los últimos años, el concepto de liderazgo estudiantil ha cobrado gran importancia, evidencia clara de que la concepción del mismo ha evolucionado considerablemente.

Rojas, Rovira, González y Mirabal (2020), llaman poderosamente la atención a quienes orientan su quehacer profesional en ámbitos sociales acerca de la diversidad de concepciones

"que van desde una visión económica hasta puramente social en cuanto al papel que está llamado a jugar el estudiante universitario como líder, específicamente a su responsabilidad social, desde los procesos sustantivos universitarios, en especial, el proceso extensionista" (p.148).

En el sistema de interacciones Universidad-Sociedad, un propósito esencial lo constituye la promoción de la cultura en la universidad y su entorno, desde este, el liderazgo estudiantil, la necesidad de perfeccionar el proceso extensionista y su gestión en función de alcanzar resultados superiores.

"La coloca en condiciones de potenciar todos los mecanismos que la impulsen en un escenario complejo como el que se revela hoy en la región, concluyendo que de momentos más difíciles la extensión ha salido victoriosa y que en la medida que sea más pertinente logrará los impactos que se requieren en la actualidad" (González y González-Fernández Larrea, 2019, p.11).

Atendiendo a lo anterior, se resalta en esta investigación el papel protagónico que debe tener un líder estudiantil para dar cumplimiento a las metas que tiene hoy la Extensión Universitaria como proceso formativo fundamental en su vínculo con la sociedad. Estudiar el contexto es la base para el logro exitoso de la transformación del escenario.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, suscrita por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), incluye entre sus objetivos una educación "inclusiva, equitativa, de calidad y promueve oportunidades de aprendizaje durante toda (…) como la base para mejorar la vida de las personas y el desarrollo sostenible" (CEPAL 2016 p.15).

La importancia de considerar un proceso dirigido a la formación de líderes estudiantiles desde la Extensión Universitaria en las carreras pedagógico-deportivas, para su accionar sobre otros actores y espacios en las que se pretenda intervenir, lleva a considerar las relaciones que se producen entre estos y otros actores a partir de aspectos culturales, intereses y necesidades, en el caso de la universidad la relación del estudiante con otros estudiantes, así como en los espacios territoriales propician las interacciones entre la comunidad y la universidad.

"La función social de la universidad cubana, de formar ciudadanos capaces de promover la cultura en cualquier entorno donde interactúen, como actores de transformación social, con participación e identidad y con un objetivo final en el beneficio de la sociedad, en el entendimiento y el diálogo de saberes, implica necesariamente una posición activa, como actores de transformación" (Rovira y López, 2017, p.38).

Antonio de Marco, Fanfa y Pinto de Almeida (2018) subrayan que cabe a las IES, particularmente las universidades, la responsabilidad de conciliar la formación académica con objetivos económicos, sociales y ambientales. Así, debe incorporar en sus actividades de enseñanza, investigación y extensión, acciones propositivas e innovadoras que viabilicen el desarrollo de las habilidades y competencias técnicas de los futuros profesionales, basadas en los principios éticos y valores morales.

Tal como expresan Cao y Céspedes (2019) acerca del trabajo político-ideológico en la red de cultura física y el deporte como reto en los momentos actuales

"en correspondencia con el nuevo escenario, (…) en los predios universitarios en los que se forman los futuros profesionales, (…) la preparación ideológica de la juventud y la exaltación de sus más sublimes valores son una necesidad" (p.127).

Noa, H. (2019) expresa una interesante consideración acerca del liderazgo en las carreras pedagógico-deportivas que resulta coincidente a los efectos del diagnóstico realizado ya que en sus postulados expresa que:

"La formación continua de profesionales de alto nivel con capacidad de liderazgo se logra mediante la coordinación de acciones académicas, laborales e investigativas que propician el desarrollo de aprendizajes por parte de los alumnos en las esferas de las ciencias aplicadas, la investigación científica, la metodología y la didáctica especial de los deportes, lo que unido al manejo inteligente de los aspectos psicológicos, estratégicos y de comunicación, una vez entendidos y de dominio, permitirán a los líderes la maestría pedagógica para la instalación de climas de confianza mutua y de motivación sobre los posibles logros de los deportistas" (p.51).

En este sentido, son diversas las acciones de todo tipo que pueden realizar los líderes estudiantiles como actores de la extensión "que permiten no solo la transformación en lo personal, sino de otros actores "como responsabilidad social que cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria debe realizar, tanto dentro como fuera del contexto universitario" (Vento y Ordaz, 2019, p.919).

Haciendo una sistematización de las teorías estudiadas acerca de la Extensión Universitaria y el papel del líder estudiantil en carreras pedagógica-deportivas, se opina en la investigación, que resulta imprescindible potenciar el vínculo universidad-sociedad como aspiración máxima de la Educación Superior Cubana. Es necesario diagnosticar los contextos actuales donde se desempeña el líder estudiantil en función de aplicar los conocimientos de las ciencias de la Cultura Física en busca de nuevos problemas profesionales y la solución en la comunidad hacia una transformación con resultados superiores.

Se manifiesta que el tipo de líder interviene en el clima psicológico que existe en el grupo, en las relaciones que se instituyen entre sus miembros, así como en el cumplimiento de las tareas, existiendo una superior estimulación hacia el cumplimiento de las metas que se obtienen con apoyo, iniciativa y creatividad Troncoso, Burgos y López (2015).

"expresan en sus estudios la necesidad de comprender las prácticas de liderazgo, de generación de climas motivacionales y de comunicación entre líderes deportivos (…) que el deportista sienta confianza, (…) que se sienta comprendido y aceptado. Cuando el atleta confía en la persona que lo dirige deportivamente, presenta mayor satisfacción deportiva" (p.2).

Liderazgo en la formación pedagógica-deportiva en Cuba

Noa (2019) expresa una consideración acertada sobre el liderazgo en el deporte, contempla como líder principal al entrenador "para ejercer influencia sobre los jugadores, (…) en función de que los entrenadores puedan alcanzar el liderazgo necesario en la conducción de sus atletas.

El citado autor expresa que:

"resulta esencial que los entrenadores posean una serie de cualidades y características que los distingan como personalidad influyente e inspiren en sus seguidores la confianza y seguridad necesarias para ser seguidos y posean una serie de cualidades y características que los distingan como personalidad influyente e inspiren en sus seguidores la confianza y seguridad necesaria para ser seguidos" (p.54).

Noa (2019) plantea sus consideraciones acerca del liderazgo en el deporte cuando expresa en sus postulados que:

"los deportistas tienden a seguir a quienes les ofrecen la suficiente confianza, credibilidad y certeza para la conducción acertada hacia la cima de las aspiraciones competitivas, a la satisfacción de sus deseos, expectativas y necesidades" (p.53).

"Hoy, cuando el deporte es cada vez más competitivo, resulta imprescindible considerar (..) que los jugadores de forma individual y los equipos, como entidad deportiva organizada, se encuentran en una constante lucha por superarse a sí mismos y a los contrarios para alcanzar o mantener la supremacía".

Tal perspectiva lleva a considerar que, en el caso de la carrera Cultura Física, las acciones que se realicen, desde la Extensión Universitaria, deben estar estrechamente relacionadas con el Modelo del Profesional, de tal forma, que tribute a la formación de un profesional "provisto con los saberes, las habilidades y valores (…) caracterizados por la ética, el humanismo, la inclusión y la equidad social" (Noa, 2019, p.52).

En toda institución educativa, específicamente en las IES, existen estudiantes que son elegidos democráticamente por sus compañeros, como representantes de sus intereses. La universidad promueve actitudes de liderazgo en bien de la investigación, la ciencia, la cultura, la tecnología, el cambio, la transformación política y social.

Para Pulido y Barreiro (2019),

"las transformaciones actuales de la Educación Superior cubana conllevan a la búsqueda de la eficiencia en la gestión de los procesos sustantivos universitarios (p.152). "La gestión de los procesos universitarios debe acompañarse de líderes estudiantiles con cualidades personales relacionadas con la iniciativa, la empatía, la adaptabilidad y la persuasión para conducir los equipos de profesionales que ejecutan los procesos sustantivos de las organizaciones" (p.154).

Todo lo cual lleva a pensar la necesidad de intencionar un proceso de formación que permita desarrollar profesionales competentes que cumplan con las exigencias que la sociedad le impone a la universidad contemporánea.

La universidad cubana se ha caracterizado por una búsqueda constante del perfeccionamiento del proceso extensionista, por ser un proceso que promueve el desarrollo de acciones y estrategias en los órdenes cultural, deportivo, recreativo y artístico, que contribuyen a la integralidad e identidad cualificadoras de su naturaleza formativa como vehículo para el logro de manera ordenada, sistemática y eficiente de la preparación del profesional.

El estudiante universitario, provisto de una cultura preservada y desarrollada desde los recintos universitarios, contribuye a transformar otros espacios, todo lo cual demanda de la formación de estudiantes un liderazgo en este sentido.

Los postulados teóricos de Rojas, González y Martínez (2018) expresan que,

"promovida por la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), se constituyó en 1950 la Comisión de Extensión Universitaria para difundir la cultura entre los miembros de la sociedad que por otras vías no tenían acceso a las aulas universitarias. Distintiva de la práctica en Cuba, fue la incorporación de los estudiantes universitarios como agentes socializadores, elemento que da muestra de la participación estudiantil y un antecedente significativo para el proceso de formación de líderes estudiantiles de carreras pedagógico-deportivas".

Un hecho significativo, expresado por los autores, se considera la creación de la FEU, que puede ser considerada un hecho significativo para el desarrollo de la formación de líderes estudiantiles. Esta organización, con profundo liderazgo, emprendería en las universidades los cambios más importantes de la época.

Vista la labor extensionista como una de las aristas de la promoción sociocultural y con una fuerte incidencia en el ámbito educativo, se considera, entonces, como un paradigma oportuno para propiciar la gestión de la formación de líderes estudiantiles en las universidades, a partir de las potencialidades que ofrece la Extensión Universitaria como proceso sustantivo.

Los autores plantean que el proceso de formación del estudiante universitario deviene en un proceso de profesionalización y expresa que el verdadero reto es desarrollar la capacidad del estudiante universitario para responder a la complejidad que atraviesan las demandas sociales que su entorno le impone.

El promotor deviene como potencial multiplicador donde se potencia el desarrollo personal-social-profesional, en la relación estudiante-estudiante, en función de los requerimientos que el contexto social le exige al proceso formativo del futuro profesional. Estos son criterios que avalan su pertinencia y su elección para tributar a la formación profesional e integral de los estudiantes a partir del proceso extensionista.

Preparar a estudiantes universitarios, líderes mediante un proceso formativo, resulta de significativa importancia y pertinencia en los momentos actuales. Demanda, además, la comprensión de determinados conocimientos y habilidades de una manera creativa, sobre todo si se trata de estudiantes de carreras pedagógico-deportivas. Esto se traduce en un profesional con originalidad, flexibilidad, motivación, pensamiento divergente e independencia cognoscitiva en las diferentes esferas de actuación.

La formación de líderes estudiantiles, desde la Extensión Universitaria en las carreras pedagógico-deportivas, contribuye a cumplir por medio de la promoción deportivo-cultural la relación dialéctica de la institución con la sociedad, al favorecer, con ello, que se alcancen niveles superiores en el desarrollo deportivo cultural de los estudiantes y la sociedad.

Los diferentes planes de estudio por los que ha transitado la carrera Cultura Física estuvieron caracterizados por diversas adecuaciones que en cada momento requerían las necesidades de formación del profesional.

El trabajo en equipo está en la esencia misma de la actividad deportiva. Noa (2019) lo enuncia referido a la figura del entrenador, sin embargo, a los efectos de la investigación, acerca de la formación del estudiante universitario como líder, se asumen sus criterios al expresar que,

"es una condición imprescindible para poder ejercer con éxito las tareas que le competen" como toma de decisiones, generación de ideas o solución de problemas, sobre todo en una actividad tan compleja como el deporte" (p.58) desde todas sus esferas de actuación como futuro profesional.

En las Instituciones de Educación Superior (IES), son variadas las acciones y programas que ayudan a los estudiantes a desarrollar habilidades, competencias, actitudes y valores que contribuyen al liderazgo, desde de la búsqueda a solución de problemas.

El fenómeno del protagonismo estudiantil casi siempre ha sido abordado en la literatura en relación con otros fenómenos interactuantes como el proceso de enseñanza-aprendizaje, el trabajo educativo, el papel de los grupos y organizaciones estudiantiles, entre otros.

El liderazgo universitario se ha transformado positivamente en un tópico de interés para las diferentes organizaciones e instituciones quienes lo consideran esencial para la formación integral en todos los ámbitos académicos y en los diferentes niveles de educación: escolar, técnico superior, universitario y profesional.

Rojas, González Fernández-Larrea y Martínez (2018) enuncian que:

"La Universidad, como institución cultural, ha de contribuir a la formación social, a la reafirmación de la identidad cultural y nacional, a demostrar la superioridad humanista del socialismo y a la formación de valores que implican mejorar la calidad de vida, promoviendo cultura, tanto en la comunidad intrauniversitaria como en la de su entorno, con énfasis en la preparación de los futuros profesionales con una cultura general más integral" (p.351).

Autores como Labadí, López y Gaínza (2016) en sus estudios conjuntos han expresado que el protagonismo estudiantil como un recurso educativo que permite que los educandos se impliquen en sus procesos de formación y desarrollo a partir de sus potencialidades, lo que se convierte en un reto para la institución educativa y los educadores. Otros como Casajus (2016), propone desarrollar actividades físicas, vivenciando actividades recreativas y deportivas, donde el éxito sea la participación de la población destinataria y la exaltación de valores como el compromiso y la responsabilidad, promover el desarrollo personal de los destinatarios a través de prácticas, de forma que el cambio alcance a sus comunidades; todo ello desde una concepción que entiende la Extensión Universitaria como un diálogo dinámico entre la universidad y la comunidad.

Los líderes actúan para ayudar a un grupo a lograr los objetivos mediante la aplicación máxima de sus habilidades. Su tarea es guiar, convencer, conducir y, por este motivo, se desea contribuir al desarrollo de habilidades comunicativas, favorecer la formación y expresión del pensamiento, mejorar el lenguaje otorgándole fluidez, expresividad y, al mismo tiempo, estimular la creatividad y favorecer la espontaneidad donde la comunicación se convierte en término indispensable para garantizar su éxito. Estos elementos son fundamentales en los líderes para enfrentar diversos tipos de crisis y para llevar adelante cualquier emprendimiento de manera eficiente.

La formación de líderes estudiantiles, desde la Extensión Universitaria, en las carreras pedagógico-deportivas, es un reto primordial de la Educación Superior Cubana formar generaciones de hombres y mujeres desarrollados en todas sus potencialidades, con una vasta cultura, promover el trabajo en equipo, otorgar el rol de personas líderes, exigir los derechos, deberes y ser éticos en el ejercicio de la profesión.

En la carrera Cultura Física de la Universidad de Pinar del Río "Hermanos Saíz Montes de Oca", la formación de líderes estudiantiles desde la Extensión Universitaria presenta insuficiencias que se manifiestan en escasos conocimientos acerca de su rol, falta de protagonismo en actividades, acciones y tareas, así como escasa sistematicidad en las acciones, lo que limita su contribución al desarrollo sociocultural en la comunidad intra y extrauniversitaria.

El objetivo del presente trabajo se centra en diseñar una estrategia que contribuya al proceso de formación de líderes estudiantiles desde la Extensión Universitaria en la carrera Cultura Física, de la Universidad de Pinar del Río "Hermanos Saíz Montes de Oca".

 

MATERIALES Y MÉTODOS

La investigación se desarrolló a partir de la combinación de diferentes métodos. Como métodos teóricos fundamentales se utilizaron el histórico-lógico y la modelación, otros del nivel empírico como el análisis de documentos, la entrevista y la encuesta. Además, se utilizó el método específico de promoción cultural por el tipo de investigación que se realiza para conocer opiniones, criterios, así como las características de los 21 líderes estudiantiles identificados en la carrera Cultura Física que formaron parte de la muestra en la investigación. Además, fue necesario para estudiar la realidad cultural de la comunidad, sus potencialidades y recursos naturales, detectar sus limitaciones para el desarrollo de la investigación, sus valores patrimoniales, así como gustos e intereses de la población

La población estuvo integrada por 39 estudiantes del curso regular diurno, todos de la provincia Pinar del Río, con disposición para participar, además se seleccionaron 17 profesores y diez directivos de la totalidad de la carrera Cultura Física de la Universidad de Pinar del Río. Se tuvo en cuenta que tuvieran más de diez años con experiencia universitaria, vinculación con la Extensión Universitaria, todos con la categoría de Máster en Actividad Física en la Comunidad, así como interés por participar. Se seleccionaron 21 líderes estudiantiles. Se construyó un sistema de instrumentos con el que se filtraron las dimensiones e indicadores propuestos, aplicándose a los actores del proceso objeto de estudio, a partir del comportamiento de cada una de las dimensiones y la asignación de la categoría correspondiente.

El análisis de documentos se realizó con el objetivo de obtener información sobre la carrera Cultura Física y el proceso de Extensión Universitaria, así como hacer una valoración de la planificación de las formas organizativas propias de la Extensión Universitaria. La documentación fue analizada exhaustivamente debido a que, en los procesos pedagógicos, la práctica debe estar antecedida por la planificación y organización de estos como rectores. Se establecen puntos coincidentes en todos los documentos que fueron examinados.

De manera concluyente, la presencia del tema en el Programa de Extensión Universitaria de los diferentes niveles fue considerada pobre en los diferentes niveles de organización de la extensión; no existen proyecciones intencionadas en dirección a la formación de líderes estudiantiles. En las estrategias educativas de los años académicos, se declaran acciones que influyen en este sentido, pero no precisan la formación de líderes estudiantiles.

En los proyectos educativos de las brigadas estudiantiles, se identifican y desarrollan necesidades educativas grupales, pero no individuales, sin embargo, se constató que no se tiene en cuenta ni se pudo evidenciar la existencia de proyectos extensionistas en este sentido.

En esta investigación, se asumen los criterios de Rojas (2018) referidos en su tesis, donde explica que el proceso formativo se proyecta en tres dimensiones: el proceso educativo, el proceso desarrollador y el proceso instructivo.

El comportamiento de cada una de las dimensiones evaluadas evidenció que el 85 % de los profesores y directivos considera como pobre el conocimiento sobre la incidencia del proceso de formación de líderes estudiantiles y las potencialidades para la formación integral de los estudiantes de la carrera Cultura Física.

Por su parte, más del 57 % desconocía el carácter consciente e intencional que puede tener el proceso, así como el 58 % manifestó poca preparación en acciones concretas al respecto y el 57 % reconoce la necesidad de que es nula la presencia de acciones de formación por etapas; de igual manera, un 96 % reconoció las potencialidades de un proceso formativo de este tipo en la formación de valores, así como la correspondencia entre las influencias del proceso de formación y las actitudes de los estudiantes líderes.

Se manifestó exigua, en un (97 %), la información sobre la incidencia en la formación de valores en estudiantes líderes e igualmente, un (92 %) desconoció las potencialidades que puede poseer el proceso en la formación de capacidades transformadoras útiles para la vida y finalmente un (86 %) desconoció las actitudes que pueden manifestar aquellos sujetos implicados en el proceso de formación de líderes estudiantiles.

El (38.5 %) de los estudiantes líderes reconoció las potencialidades del proceso para la formación de valores en su formación profesional, así como el (47 %) expresó como positiva la correspondencia entre las influencias de un proceso de este tipo y sus actitudes como futuros profesionales de la Cultura Física y lo que puede aportar en su formación profesional.

El (70 %) refiere disponibilidad, sin embargo, solo el (30 %) reconoció poseer actitudes para un proceso de este tipo. El (44.3 %) de los profesores otorgó la categoría de máxima a la formación de capacidades transformadoras útiles para la vida, mientras que, en los estudiantes, el (87 %) le otorgó esta categoría.

La aplicabilidad a partir del proceso fue reconocida por los estudiantes como buena, mientras que los profesores y directivos, en un (58 %), le otorgaron esta categoría a la aplicabilidad en lo profesional y social en general. El (76.4 %) de los profesores reconoció el valor del proceso para la futura labor profesional de los líderes, mientras que estos le otorgaron solo el (9.2 %) a este indicador.

El (93.2 %) de los profesores reconoció la incidencia de un proceso de formación de este tipo, solo el (14 %) de los estudiantes líderes lo refiere, mientras que los profesores, en un (95 %) y un (98 %), les otorgaron la máxima categoría a ambos indicadores.

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

La entrevista individual semiestructurada se aplicó a los directivos, al profesor coordinador del proceso de extensión en la carrera, así como a profesores del Departamento de Actividades Extracurriculares para conocer su opinión con respecto a la preparación y a la motivación que tienen respecto al tema.

La encuesta se aplicó a los estudiantes, con el propósito de conocer la motivación que tienen respecto al tema.

Como regularidades del diagnóstico resaltan las siguientes:

Se considera en la investigación que un estudiante universitario de carreras pedagógico-deportivas, que resalte como líder estudiantil, debe mostrar habilidades, tanto personales como grupales, que los identifiquen como un sujeto activo y socializador en el desarrollo de todas las actividades universitarias (académicas, investigativas, extensionistas y deportivas).

Tal perspectiva permite identificar una serie de funciones a tener en cuenta en la formación de los estudiantes de carreras pedagógico-deportivas como líderes:

Consideraciones generales

Teniendo en cuenta las regularidades encontradas en el diagnóstico, se resaltan elementos claves acerca de la formación de líderes estudiantiles desde la Extensión Universitaria, en las carreras pedagógico-deportivas:

La nueva visión de un liderazgo participativo, transformador, estratégico y abierto es lo que hace falta para enfrentar los cambios que la universidad debe realizar para satisfacer las necesidades en el plano cultural, político, económico y social de la comunidad universitaria y su entorno.

Con relación al papel de los docentes, se toman en consideración que estos deben ser formadores de líderes estudiantiles desde todas las aristas posibles, mediante la contextualización de los programas académicos, promoviendo el trabajo en equipo, otorgando el rol de maestros líderes, exigiendo los derechos, deberes y siendo éticos en el ejercicio de la profesión.

El liderazgo forma parte de la idoneidad como docentes. Los docentes universitarios son miembros de la comunidad, son los responsables académicos de formar a los futuros líderes de la sociedad.

El liderazgo resulta de interés para las diferentes organizaciones e instituciones que lo consideran esencial para la formación integral en todos los ámbitos académicos y en los diferentes niveles de educación: escolar, técnico-superior, universitario y profesional.

El líder estudiantil desarrolla habilidades personales e interpersonales. Su comportamiento y habilidades sirven de inspiración a quienes lo siguen, logrando que se esfuercen y alcancen un nivel superior.

La importancia del estudio del liderazgo para directivos y profesores influye en el desarrollo y progreso de los estudiantes que lo ejercen, así como de los entornos en donde actúa, desde lo académico, laboral e investigativo.

Se pretende que los estudiantes desde su liderazgo se incorporen a la preparación para asumir la dirección de los procesos educativos, la toma de decisiones acertadas, el sentido cooperativo y de responsabilidad con un alto nivel de gestión profesional.

La preparación debe ser diferenciada, tener en cuenta las necesidades individuales y el medio donde se lleva a cabo, con una organización y estructura que garanticen efectividad, y todo ello debe concertarse para la determinación de necesidades.

Los líderes estudiantiles tienen que transformarse en protagonistas e involucrarse en priorizar los problemas de la universidad y la comunidad; ayudar a buscar las mejores estrategias para garantizar el logro de los objetivos que se propongan. El proceso formativo en la Extensión Universitaria posee un encargo social esencialmente transformador, que aspira a dar respuesta a un grupo de necesidades, también de naturaleza social.

El estudiante universitario formado como líder, sujeto activo del proceso, se constituye en el motor impulsor de la construcción de sus conocimientos, habilidades, actitudes y valores relacionados con su accionar como futuro profesional, de manera activa, creativa, reflexiva e independiente; aprende a aprender y a buscar información; aprende a ser, a convivir en colectivo; aprende haciendo, trabajando en y a través de las diferentes actividades de cultura física que desarrollará a lo largo de su formación y una vez formado, con creatividad e independencia.

La estrategia propuesta se estructuró a partir de acciones estratégicas específicas, dirigidas a la capacitación del colectivo pedagógico, la formación del líder estudiantil desde la Extensión Universitaria a través de la implementación de talleres y la creación de un grupo gestor. Se constató la validez de la estrategia a través del método Delphi, mediante el cual los expertos aportaron criterios que contribuyeron a su perfeccionamiento. Además, se implementó una experiencia inicial de la estrategia en la carrera Cultura Física, a partir de sus particularidades.

El estudio investigativo realizado acerca del proceso de formación de líderes estudiantiles, desde la Extensión Universitaria, se centra en la realidad de la universidad cubana, desde una mirada crítica acerca del encargo social que tiene un profesional de la carrera Cultura Física para cumplir con su meta de manera competitiva. Constituyen premisas fundamentales el desempeño activo del estudiante en la socialización y cooperación durante la ejecución de las actividades que realiza en el contexto universitario y en la comunidad.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Antonio de Marco, R., Fanfa Sarmento, D., y Pinto de Almeida, M. de L. (2018). Responsabilidad social universitaria: la perspectiva de los colaboradores en una universidad comunitaria brasileña. Tendencias Pedagógicas, 31, 289-308.

Batista Mainegra, A., Ortiz Cárdenas, T. y González Aportela, O. (2018). Integración de procesos sustantivos universitarios: contribución de la Extensión Universitaria a la promoción de salud. Congreso Universidad, 7, (5). Disponible en: http://revista.congresouniversidad.cu/index.php/rcu/article/view/1066

Cao, M. y Céspedes, R. S. (2019). El trabajo político-ideológico en la red de cultura física y el deporte como reto en los momentos actuales. Mundo FESC, 10(S1), 127-133. Disponible en: http://www.fesc.edu.co/Revistas/OJS/index.php/mundofesc/article/view/407

Casajus, J. (2016). Líder deportivo, líder en tu vida. Para hablar de la sociedad, el deporte no basta. Universidad Nacional de La Plata: Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Disponible en http://www.memoria.fahce.unlp.edu.ar/extension/px.229/px.229.pdf

Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) (2016). Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Naciones Unidas. Santiago. Chile. Recuperado de: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/2015/09/la-asamblea-general-adopta-la-agenda-2030-para-el-desarrollo-sostenible/

González González, G. R. y González González, M. (2019). La responsabilidad social de la universidad: antecedentes, conceptos, tendencias y retos de la Extensión Universitaria. Compromiso Social, 1(1), 11-22. Disponible en: https://revistacompromisosocial.unan.edu.ni/index.php/CompromisoSocial/article/view/18

Labadí, E, López, I. y Gaínza, M. (2016). Modelo pedagógico para propiciar el protagonismo estudiantil en la Educación Técnica y Profesional. EduSol, 16(56),118-127. Disponible en: http://edusol.cug.co.cu/index.php/EduSol/article/view/696/pdf.

Noa. H. (2019). Consideraciones sobre el liderazgo en el deporte. Deporvida, 16 (Edición especial), 51-65. Disponible en https://deporvida.uho.edu.cu/index.php/deporvida/article/view/495/1338

Pulido Díaz, A. y Barreiro Pousa, L. (2019). Una mirada al liderazgo del docente en la formación de profesionales universitarios. Revista Estrategia y Gestión Universitaria. 7(1),151166. Disponible en http://revistas.unica.cu/index.php/regu/article/download/1304/1803

Rojas Valdés, A., González Fernández, M. y Martínez Hernández, A. (2018). Concepción pedagógica del proceso de formación para la gestión de la Extensión Universitaria en el año académico. Universidad y Sociedad, 10(1), 349- 359. Disponible en: http://rus.ucf.edu.cu/index.php/rus

Rojas Valdés, A., Rovira Álvarez, Y., González Fernández-Larrea, M.y Mirabal González, Y. (2020). La formación de actores en función de la responsabilidad social universitaria. Coodes,8(1), 147-159. Disponible en http://coodes.upr.edu.cu/index.php/coodes/article/view/300

Rovira Álvarez, Y., & López Calichs, E. (2017). Formación universitaria y promoción de lectura. Componentes y relaciones esenciales. Universidad y Sociedad, 9(5), 82-89. Disponible en: https://rus.ucf.edu.cu/index.php/rus/article/view/715

Troncoso, S. M., Burgos, C. J. y López, J. M. (2015). Climas motivacionales, liderazgo y cohesión grupal en contexto deportivo universitario. Educación Física y Ciencia, 17(1), 1-12. Universidad Nacional de La Plata. Buenos Aires, Argentina. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=439942661003

Vento Ruiz Calderón, M. y Ordaz Hernández, M. (2019). La formación en la Universidad de promotores de estilos de vida saludables. Revista de la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río, 23(6). Disponible en: http://www.revcmpinar.sld.cu/index.php/publicaciones/article/view/4141

 

Conflicto de intereses:
Los autores declaran no tener conflictos de intereses.

 

Contribución de los autores:
Los autores han participado en la redacción del trabajo y análisis de los documentos.

 


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.
Copyright (c) 2020 Ana Caridad Veitia Acosta, Anamary Rojas Murillo, Aylén Rojas Valdés, Yudit Rovira Alvarez, Teresa Acosta Pérez