Las concepciones morales de José Martí acerca de la Educación Física, el Deporte y la Recreación/The moral conceptions of José Martí about Physical Education, Sports and Recreation

PODIUM. Revista de Ciencia y Tecnología en la Cultura Física, septiembre-diciembre 2022; 17(3):1255-1268

 

 

 

 

Artículo de revisión

 

Las concepciones morales de José Martí acerca de la Educación Física, el Deporte y la Recreación

 

As concepções morais de José Martí sobre Educação Física, Esportes e Recreação

 

The moral conceptions of José Martí about Physical Education, Sports and Recreation

 

Juan Carlos Hernández Martín1* https://orcid.org/0000-0003-4468-2253

Isabel Reinoso Castillo1https://orcid.org/0000-0002-1263-0865

 

1Centro Universitario Municipal "Hermanos Saíz Montes de Oca", Pinar del Río, Cuba.

 

*Autor para la correspondencia: jcarlos63@upr.edu.cu

 

Recibido:30/10/2020.
Aprobado:22/06/2022.


RESUMEN

Introducción: José Martí, héroe nacional de Cuba, ha legado con el paso del tiempo, diversas ópticas progresistas, inclusive en el deporte, una faceta menos conocida en su fecunda labor periodística y literaria. Se conoce que practicó una sola especialidad: el ajedrez; pero en sus crónicas demostró conocimientos sobre carreras de fondo, fútbol americano, billar, boxeo, equitación, esgrima, caza, corridas de toros y patinaje, entre otros.
Objetivo: Profundizar en las concepciones morales del Héroe Nacional de Cuba acerca del deporte y la Educación Física.
Materiales y métodos: Para llevar a cabo este estudio se desarrolló una revisión bibliográfica de las obras completas de José Martí, referidas a las escenas norteamericanas donde se recoge en mayor medida las crónicas martianas acerca del deporte y la Educación Física.
Resultados: El tema que se aborda por su interés trasciende las fronteras de su época y se inserta en el proyecto de las ideas que sustentan a la revolución cubana, de que el deporte es un derecho del pueblo; a ello va dedicado el presente artículo, a resaltar las opiniones que vertió José Martí sobre el deporte, la Educación Física y la Recreación, siendo un crítico de estos desde el punto de vista moral.
Conclusiones: José Martí elaboró un arsenal de ideas que constituyen un alto aporte al desarrollo del deporte y la Educación Física. En el periodismo el maestro tuvo una de las visiones más certeras sobre la práctica del deporte.

Palabras clave: Deporte; Educación Física; Concepciones morales.


ABSTRACT

Introduction: José Martí, Cuba's national hero, has bequeathed various progressive perspectives over time, including in sports, a lesser-known facet of his prolific journalistic and literary work. It is known that he practiced a single specialty: chess; but in his chronicles he demonstrated knowledge of long-distance running, American football, billiards, boxing, horse riding, fencing, hunting, bullfighting and skating, among others.
Objective: To deepen the moral conceptions of the National Hero of Cuba about sports and Physical Education.
Materials and methods: to carry out this study, a bibliographic review of the complete works of José Martí was developed, referring to the North American scenes where Martí's chronicles about sports and Physical Education are collected to a greater extent.
Results: the topic that is addressed by his interest transcends the borders of his time and is inserted in the project of the ideas that sustain the Cuban revolution, that sport is a right of the people; This article is dedicated to this, to highlight the opinions expressed by José Martí on sports, Physical Education and Recreation, being a critic of these from the moral point of view.
Conclusions: José Martí developed an arsenal of ideas that constitute a high contribution to the development of sport and Physical Education. In journalism, the teacher had one of the most accurate views on the practice of sport.

Keywords: Sport; Physical education; Moral conceptions.


SÍNTESE

Introdução: José Martí, o herói nacional de Cuba, legou com o passar do tempo, várias visões progressistas, inclusive no esporte, uma faceta menos conhecida de sua prolífica obra jornalística e literária. Sabe-se que ele praticou apenas uma especialidade: xadrez; mas em suas crônicas ele demonstrou seus conhecimentos de corrida de longa distância, futebol americano, bilhar, boxe, equitação, esgrima, caça, toureio e patinação, entre outros.
Objetivo: Estudar em profundidade as concepções morais do Herói Nacional de Cuba sobre esporte e Educação Física.
Método: a fim de realizar este estudo, foi realizada uma revisão bibliográfica dos trabalhos completos de José Martí, referindo-se às cenas norte-americanas onde as crônicas de Marti sobre esporte e Educação Física são coletadas em maior escala.
Resultados: O assunto tratado por seu interesse transcende as fronteiras de seu tempo e está inserido no projeto das idéias que sustentam a revolução cubana, que o esporte é um direito do povo; é a isso que este artigo é dedicado, para destacar as opiniões que José Martí expressou sobre esporte, Educação Física e Recreação, sendo um crítico destes do ponto de vista moral.
Conclusões: José Martí elaborou um arsenal de idéias que constituem uma grande contribuição para o desenvolvimento do esporte e da Educação Física. No jornalismo, o professor tinha uma das visões mais precisas sobre a prática do esporte.

Palavras-chave: Esporte; Educação Física; Conceitos morais.


INTRODUCCIÓN

A nivel de todo el país se desarrolla un gran esfuerzo para el estudio y divulgación del pensamiento y la acción revolucionaria de José Martí Pérez. Sobre la esfera del deporte y la Educación Física y el tratamiento de estos por José Martí se han escrito varios trabajos que reflejan como a pesar de estar en los preparativos de la próxima contienda revolucionaria, siempre supo reflejar en sus escritos, las diferentes competiciones, ya sea boxeo, pelota, regatas, carreras de caballo, futbol americano, esgrima, entre otros.

Por lo que se hace necesario continuar estudiando su pensamiento. En este empeño, se parte de la convicción de que educar a las nuevas y futuras generaciones de cubanos en el ejemplo de José Martí es una responsabilidad común de todo nuestro pueblo. El propio estudio de la obra martiana según (Suárez, Rodríguez, 2017).

La temática vinculada con Martí y el deporte ha sido tratada en estudios en Cuba, donde se distinguen trabajos que lo abordan desde la arista de periodista que como tal refleja actividades deportivas y otras actividades que desvirtúan la esencia del verdadero deporte, al deshumanizarlo y convertirlo en mercantilismo.

Por lo que el objetivo del presente artículo es profundizar en las concepciones morales del Héroe Nacional de Cuba acerca del deporte y la Educación Física, siendo una necesidad en las actuales condiciones consultar su obra y el legado que dejó para las presentes y futuras generaciones de deportistas.

Debido a que esta obra trata sobre una personalidad tan relevante en la historia como lo fue José Martí se ha tenido que recurrir a referencias bibliográficas de fuentes primarias y autores clásicos. Sin embargo, es importante también resaltar que se consultaron investigaciones que desde el punto de vista histriónico e intersectorial también resaltaron la vida y obra del héroe nacional de Cuba (Prieto, 2018; Peña, Naranjo, 2018; Vega, 2018; Delgado et al., 2019; Monal, 2019; Varona, 2020; Arias, 2020; Núñez, 2021).

 

DESARROLLO

El tema que se aborda, por su interés, trasciende las fronteras de su época y se inserta en el proyecto de las ideas que sustentan a la revolución cubana, de que el deporte es un derecho del pueblo, a ello va dedicado el presente artículo, a resaltar las opiniones que vertió José Martí sobre el deporte, la Educación Física y la recreación, siendo un crítico de estos desde el punto de vista moral.

Según señala Roig de Leuchsenring 1997,

"Desde el comienzo mismo de su labor revolucionaria, desde que entendió que tenía como inmediata misión de su vida reavivar, primero las chispas que aún quedaban encendidas entre las cenizas del Zanjón y luego dar nuevas dimensiones al combate" (pp.6-7).

Desde estas trincheras el verbo encendido de José Martí le concedió gran importancia a la práctica del deporte.

Señalaba (Pérez J. M., 1975, p.367) que "nada fortalece tanto como el ejercicio de la fuerza"

"En las crónicas que escribió en distintos diarios a lo largo de la década del 80 del siglo XIX, se hallan sus criterios sobre boxeadores, patinadores, caminadores, gimnastas, esgrimistas, jugadores de beisbol, admirables por su tesón y destreza".

Como señala (Torres, 2020),

"Al tema del deporte dedicó Martí en sus crónicas periodísticas varias reflexiones, que tienen un gran interés y vigencia en nuestros días, porque están plenas de valores humanos, éticos y profesionales, que constituyen pilares en los que se basa, en nuestra opinión, no solo la formación de nuestros atletas, entrenadores y el resto de los profesionales de la actividad, sino que incluye a todos los sectores de la población. Estas ideas forman parte de la política del estado hacia la realización plena del hombre en la sociedad socialista cubana materializándose en la consigna "El deporte derecho del pueblo".

Para Martí la educación debía desarrollar libre y plenamente las aptitudes y facultades del hombre. Le prestó una gran importancia al desarrollo de la Educación Física.

En uno de sus artículos publicados en La América, Nueva York en marzo de 1883 El gimnasio en la casa decía:

"En estos tiempos de ansiedad de espíritu, urge fortalecer el cuerpo que ha de mantenerlo. En las ciudades sobre todo, donde el aire es pesado y miasmático; el trabajo, excesivo; el placer, violento; y las causas de fatigas grandes;- se necesita asegurar a los órganos del cuerpo, que todas esas causas empobrecen y lastiman, habitación holgada en un sistema muscular bien desenvuelto, nivelar el ejercicio de todas las facultades para que no pongan en riesgo la vida el ejercicio excesivo de una sala, y templar con un sistema saludable de circulación de sangre, y con la distribución de la fuerza en el empleo de todos los órganos(…) A los niños, sobre todo, es preciso robustecer el cuerpo a medida que le robustece el espíritu (Martí, 1975, p.389)".

El desarrollo de estas facultades solo se lograba cuando la escuela sea capaz de cumplir su función social de formar personas saludables y fuertes, idea que hoy conserva una plena vigencia este planteamiento.

La importancia de la práctica de la Educación Física y el Deporte para los estudiantes universitarios que se dedican a esta es de vital importancia, como afirman (Barrientos et al., 2011)

La Educación Física, el Deporte, la Recreación y la Cultura Física Terapéutica, desempeñan un papel importante, las diferentes clases de las asignaturas manifiestan cómo el pensamiento martiano está constantemente vigente ya que resulta para los cubanos y especialmente para los estudiantes una necesidad.

Señalaba en el diario La Nación. Buenos Aires, 3 de junio de 1883 "Puesto que a vivir viene el hombre la educación ha de prepararlo para vivir. En la escuela se ha de aprender el manejo de la fuerza con que en la vida se ha de luchar" (Martí, 1975,p.53).

La verdadera escuela educa al niño tanto física como intelectualmente, prestándole una gran atención a la práctica de la Educación Física, el deporte y la recreación sana. Todos sus planteamientos se han llevado a vías de hecho con la verdadera revolución en el campo de la educación y el deporte como conquistas sociales a la que el país está llamado a preservar en las condiciones actuales. La educación y la cultura física son privilegio de todo el pueblo.

José Martí llega a los Estados Unidos en 1880, es en este país cuando comienza a contemplar el deporte, por lo que en sus crónicas y artículos elaboró un arsenal de ideas que constituyen un importante aporte al deporte, la Educación Física y la recreación. Con audacia nos legó las narraciones más originales que refrendan la permanente vigencia de su obra en el deporte.

Martí narra varias competiciones, en la que muchas veces veía los problemas y explicaba sus soluciones, meditando con una hondura que a nuestros ojos constituyen un legado inigualable para todos aquellos que aman la cultura física y el deporte en cualquiera de sus manifestaciones.

Fue actor de un verdadero movimiento de renovación que eliminase los juicios y prejuicios que fueron en contra del deporte sano, sacó sus propias conclusiones y en el periodismo tuvo una de las visiones más certeras sobre la práctica deportiva. Pudo hacer del periodismo un ejercicio cotidiano que le dio nombre, exaltando las verdaderas competiciones de boxeo, atletismo, lucha, muchas de ellas con un espíritu mercantilista.

Puede decirse sin equivocación que los quince años que permanece en los Estados Unidos de 1880-1895 volcó sus conocimientos en la prensa exaltando los grandes eventos deportivos. Muestra de ello son las colaboraciones en La América, La Nación de Buenos Aires, el Partido Liberal de México, La Opinión Nacional de Caracas, La Opinión Pública de Montevideo y el Avisador Cubano, entre otros.

Habló de la necesidad de crear gimnasios igual que los que hoy se utilizan en la lucha contra la obesidad y el sedentarismo. En la revista la Edad de Oro, sin dudas el sueño más alto de José Martí dedicada a los niños de América y de las que solo se editaron cuatro números se encuentran numerosas citas en relación con los juegos infantiles.

Destacan Suárez and Rodríguez 2017,

"De igual modo, señalan que, sin ser un experto en la materia, ni especialista en deportes, el Apóstol cubano fue capaz de describir lo que veía e ir más allá, pues argumentó, dijo lo que sentía, refirió contiendas atléticas con autenticidad, al destacar valores humanos como la solidaridad, el humanismo, la honestidad, los que están en la esencia verdadera del deporte".

Denunció la corrupción y las lacras del deporte sano por el profesionalismo. En el trabajo titulado, Los bárbaros caminadores. Carreras de hombres. Atletas griegos y atletas modernos en La Opinión Nacional de Caracas del 22 de marzo de 1882 describe la asistencia de las personas a un evento de caminadores donde se pone de manifiesto la pérdida de las normas morales y el uso del dinero como forma de realización, señalaba:

De la última apuesta de los caminadores en Nueva York habló a nuestros lectores una de nuestras últimas cartas de aquella ciudad. Los apostadores remataron al fin su compromiso, y todos anduvieron en seis días, en torno a la barrera de un gran circo, quinientas veinticinco millas, y uno hubo, un inglés huesoso y macilento, que anduvo en los seis días seiscientas millas. Ya al fin de la carrera, no parecía que alzaban pies, sino troncos. No se alcanzaba a ver en sus rostros expresión de espíritu. Uno de ellos se arrastraba, con los ojos cerrados, enjugándose con las manos demacradas la frente sudorosa y fría. Otro, un negrito de Haití, de faz de malhechor, andaba con elegancia y firmeza extraordinaria: le llenaban las manos de regalos y de flores. A otro lo ponían en pie tambaleando sus crueles enfermeros, y lo echaban a andar como a una bestia. Pues la empresa que tomó a su cargo manejar este espectáculo, dio cuenta de haber recogido en él $45,674, de los cuales $6,335 le vinieron como alquileres de los vendedores que pusieron sus tiendas en el circo; y el resto por el producto de las entradas de los concurrentes a la exhibición, que llegaron un día al dejar en el despacho $10,618, y que en ninguno de los seis días del espectáculo dejaron menos de $5,000. De esos dineros, con $6,000 se quedó el empresario manejador por su trabajo y riesgos, $18,000 fueron puestos aparte para pagos de gastos, en lo que por de contado aprovechó también el empresario, y $21,000 fueron repartidos a prorrata entre los apostadores (Martí, 1975, p.273).

En este se demuestra el individualismo, el envilecimiento del ser humano ante la amenaza posible del lucro desmedido, es decir la realización de cualquier actividad deportiva a cambio de dinero.

Le da al deporte su verdadera función social frente al profesionalismo que aún persiste en la actualidad. La dignidad humana, es decir el humanismo es el punto central de su reflexión ante todo lo que veía.

Muestra de ello la reflexión que hace del boxeo, deporte muy cuestionado por el maestro por su brutalidad. En la América, Nueva York, julio de 1884 expresa,

(…) es así la virtud que, distribuida por el Universo equitativamente, siempre que en un espacio o localidad determinada falta en muchos en una solo se recoge, para que no se altere el equilibrio y venga a padecer la armonía humana; en uno solo, que el honor que en los demás escasea amontona en sí, y adquiere de ello profética indignación y elocuencia resplandeciente, y es todo vergüenza, por faltar en los demás; y es todo mejilla (Martí, 1975, p.189).

Es aquí avizorando la significación social del deporte donde sus concepciones se van consolidando y afianzando como convicciones morales, y rigen como determinadas normas o patrones su conducta en la actividad práctica, en sus relaciones sociales, en su actitud ante la vida. No hay narración donde no esté presente sus concepciones morales con respecto a todo lo que le rodeaba.

Este pensamiento en el deporte en el alto sentido del deber, del honor, del ejemplo, de la justicia, de la fuerza de acción sin maldad e intereses mezquinos, su predica por la honestidad de los hombres, su defensa de la verdad por sobre todas las cosas, del amor al trabajo, al tiempo libre y su crítica al paternalismo, al ocio, a las falsas vanidades, su odio implacable a la práctica brutal ante los deportes.

Se pone de manifiesto su elevado humanismo, su sensibilidad ante lo bello o lo feo, lo bueno o lo malo, su solidaridad y respeto ante las causas justas y nobles, así como el sentido del colectivismo ante el individualismo entendido como la unidad necesaria ante los males en que se debatía la sociedad norteamericana.

Al hacer las críticas al deporte rentado, al profesionalismo, las normas y patrones martianas de conducta como uno de los aspectos de su multifacético ideario se correspondían y eran expresión de su pensamiento ético, su palabra y su acción se ajustan plenamente.

En una crónica para La Opinión Nacional, Caracas, 10 de diciembre de 1881, realiza una reseña del deporte pugilístico, con un gran colorido, denunciando los métodos que se utilizan en el boxeo norteamericano, dan una muestra de su visión y perspectiva histórica, lo que le permitió ser el más fiel exponente de las exigencias de su tiempo. Expresaba,

"aquí los hombres se embisten como toros, apuestan la fuerza de su testuz, se muerden y se desgarran en la pelea y van cubiertos de sangre, despoblados las encías, magullada la frente, descarnados los nudos de las manos, bamboleando y cayendo, a recibir entre la turba que vocea y echa al aire los sombreros y se abalanza en su torno, y les aclama el saco de monedas que acaban de recibir en el combate. (Martí, 1975, pp. 253-259)".

Este aspecto tratado por Martí como inhumano, falta de ética, no solo por el aspecto sensiblemente humano que este encierra, de crueldad e injusticia, sino por el daño que provoca en la sociedad el espíritu mercantilista que cobraba cada día más víctimas y a más de un siglo continua siendo uno de los males del sistema capitalista, males que sometió a una fuerte crítica enfatizando en sus crónicas deportivas el daño que este precepto tan arraigado en su época, en los Estados Unidos hace al deporte.

Más adelante refiere en el mismo trabajo, ¿a qué mirarlos? A poco, ruedan por tierra; llévanlos a su rincón, y báñanles los miembros con menjurjes, embístense de nuevo, sacúdense sobre el cráneo golpes de maza; suenan los cráneos como yunque herido; mancha la sangre las ropas de Ryan, que cae de rodillas, en tanto que el mozo de Boston, saltando alegre y sonriendo, se vuelve a su "esquina".

Atruena el vocerío, álzase Ryan tambaleando; le embiste Sullivan riendo; ásense de los cuellos y estrújanse los rostros; van tropezando a caer sobre las cuerdas; nueve veces se atacan: nueve veces se hieren; ya se arrastra el gigante, ya no le sustentan en pie sus zapatos espigados, ya cae exánime de un golpe en el cuello, y al verlo sin sentido, echa al aire la esponja, en señal de derrota, su segundo. Se han cruzado $300,000, apostados en todas las ciudades de la nación a la pelea de estos dos mozos (…)

Esta crónica es un reflejo del profesionalismo y el trato inhumano que recibían los deportistas. Tiene una extraordinaria vigencia donde las élites superprivilegiadas- en detrimento de los seres humanos utilizan el deporte tarifado, se agudiza el fenómeno de la desprotección y estos se desangran aceleradamente, abandonados en un entorno cada vez más hostil y discriminatorio.

En Cuba, en la actual coyuntura, el principal aporte de la Revolución es que el boxeo aficionado ha sido muestra de la gran obra humana a la que llamó el maestro, que busca en su pensamiento ético estimular la solidaridad y cooperación humana, que le permite mantener el deporte como una de las conquistas sociales a defender frente a las políticas neoliberales, que cada día responden más a los intereses estratégicos de los adinerados, que perpetúa y agudiza la pobreza y la desgracia, por lo que el pensamiento martiano es acción viva, vinculada a la actitud que deben asumir los hombres frente a una situación como la descrita.

Al describir las competiciones denota un amplio conocimiento. Se pone de manifiesto su modestia revolucionaria que no solo aplaude, sino que realiza una crítica descarnada al mercantilismo en el deporte. Su concepción ética, adquiere una connotada dimensión cuando valores morales negativos como el odio y la violencia resultan incompatibles con su humanismo. Contrapone el deporte sano inspirado en una efectiva función ética al deporte lucrativo donde se forman y desarrollan valores morales negativos.

En 1887, en El Partido Liberal de México se refiere a un juego de pelota,

"ya de jugadores de pelota, que es juego desgraciado y monótono que perturba el juicio, y como todos los demás, como las regatas, como los pugilatos, como las carreras, como cuanto estimula la curiosidad, las apuestas, y el amor natural del hombre a lo sobresaliente, aun en la fuerza física y el crimen, privan aquí tanto en verano, que para dar cuenta de quién recorrió el cuadro más veces o tomó más la pelota en el aire, publican los periódicos de nota al oscurecer, una edición extraordinaria. (...) (Martí,1975, pp.258-259)

Al referirse al fútbol americano señala en el trabajo Una escena del "Football". Los colegios y los ejercicios físicos en la Nación, Buenos Aires, 11 de enero de 1885 apunta (Martí,1975).

"Debajo de mi ventana pasa ahora, en una ambulancia, en trozos unidos por restos de ánimas, el capitán de uno de los bandos de jugadores de pelota al aire. Dicen que el juego ha sido cosa horrible." (p.132).

Se observa más adelante la comparación que desarrolla con la Roma Antigua, donde se pone de manifiesto la barbarie, la degradación del ser humano a que llegó la Roma esclavista y que se está presente en la sociedad norteamericana.

La profundización teórica que realiza se conjuga con los sucesivos análisis críticos del deporte rentado extraído de las experiencias concretas del sistema capitalista y la urgencia de hacer frente de manera inmediata a ello. Reiteraba en sus crónicas, narraciones, relatos, la necesidad de eliminar todo vestigio de individualismo, donde día a día proliferaban cada vez más el juego, la usura, el racismo. Desde el punto de vista ético-moral para él era necesario destruir esos patrones de conducta y erigir sobre estas ruinas un nuevo tipo humano, con una nueva moral.

Muchos de los preceptos martianos son hoy en la Revolución Cubana la expresión viva de su pensamiento, del deporte libre, sano, enajenado frente al deporte rentado.

En otro artículo suyo, publicado en el diario neoyorquino The Sun, el 31 de julio de 1880, relata una corrida de toros en Madrid: «Si un toro magulla a un hombre y queda sobre el suelo, dado por muerto, a nadie le importa. Se continúa la función igual y a veces se aplaude al toro» (Martí, 1975, p.179).

Demuestra una vez más como el ser humano es un objeto más y que no hay ninguna preocupación por salvar las vidas de las personas, porque en muchos casos a los que organizan estas competiciones, llenarse los bolsillos es su único fin, denotando el carácter mercantilista e inhumano de estas competiciones.

Para él, era algo imprescindible, dijo que no hay nada que embellezca como el ejercicio de sí mismo, ni nada que afee como el desdén o la pereza o el miedo de poner nuestras fuerzas en ejercicios, sobre todo para los niños es preciso robustecer el cuerpo a medida que se le robustece el espíritu. Da gran importancia a estos dos aspectos en la armonía del cuerpo humano. Considera que hay que fortalecer el cuerpo en las ciudades, donde el aire es pesado y miasmático, causa el estrés y la mejor forma de combatirlo es poner los músculos en movimiento.

Refiriéndose más adelante al papel que deben jugar los gimnasios en la preparación de los jóvenes y niños destacaba en La América en marzo de 1883 en un trabajo titulado El gimnasio en la casa. "No tiene término la enumeración de sus bondades. Es útil, y es artístico, que es otra manera de ser útil (…) (Martí Pérez, José, 1975,p.389)

En coincidencia con Rondón, Reyes, 2012,

"En este sentido, significó el papel que desarrollaban los gimnasios, ya que estos favorecían la recreación con el desarrollo de una postura sana, al contribuir a fomentar un conjunto de relaciones para el aprovechamiento del tiempo libre, además permitía establecer el vínculo de la actividad física deportiva con la terapéutica cultural y social, así enriquecía las necesidades espirituales del hombre, ayudaba al crecimiento y a sus mejores relaciones interpersonales".

Los gimnasios de Cultura Física son una expresión de este precepto martiano de formar mentes saludables, cuerpos con energía voluntariosa, con un buen desarrollo muscular, cualidades tan preciosas que se observan en su pensamiento ético y (Martí,1975) las señala más adelante como "la abnegación, el dominio de sí propio y la serenidad en las desgracias"(p.392)

En otra de sus crónicas: Días venecianos en New York- Una regata. Los anglómanos de 22 de octubre de 1885 se refieren a las regatas y apunta,

Las regatas, como tantas otras cosas, no son de valer por lo que son en sí, sino por lo que simbolizan. De los Estados Unidos se van las herederas a Inglaterra, a casarse con los lores; ningún galán neoyorquino se cree bautizado en elegancia si no bebe agua de Londres; a la Londres se pinta y escribe, se viste y pasea, se come y se bebe, mientras Emerson, piensa, Lincoln muere, y los capitanes de azul de guerra y ojos claros miran al mar y triunfan. La grandeza tiene en casa, y como buenos imbéciles, porque es de casa la desdeñan. Hasta la hormiga, la mísera hormiga, es más noble que la cotorra y el mono (Martí, 1975, p.298).

Martí se convierte con su acostumbrado estilo periodístico en un narrador crítico y a la vez exaltador de la belleza deportiva en muchas disciplinas.

Hasta vincula una, la esgrima con la contienda que se estaba preparando en Cuba. Destaca la disposición patriótica de los hombres, capaces de dar su vida por la libertad como un bello y respetable sacrificio humano, estos principios morales tan arraigados en convicciones morales, constituyen la expresión de la interpretación de la necesidad de su época, enlazándose su elevado patriotismo y humanismo.

En el periódico Patria de fecha 24 de marzo de 1895, en un trabajo titulado Cuba. En casa. Planteaba "La esgrima aumenta y ordena la facultad del hombre" (Martí,1975, p.260).

En ese mismo trabajo da a conocer a hombres como Lorenzo García que a través del deporte de la esgrima, plantea "sin el interés de la fama ni los gustos de la autoridad, todavía encuentran del pan pobre de sus hijos, modo de aportar su porción de pan para la patria" (Martí,1975, p.417).

La entrega a la causa independentista, su alto sentido del deber, su constancia y disciplina expresada en cada momento que la patria llama. En hombres como este, despojado de todo mercantilismo y lleno de amor patrio se apoyó para organizar la guerra necesaria.

En los comienzos del siglo XX un esgrimista, Ramón Font, pondría muy en alto el nombre de Cuba en las II Olimpiadas de la era Moderna, obteniendo medalla de oro.

Al referirse a la lucha en Escenas Mexicanas en la Revista Universal de México el 12 de agosto de 1875 esboza,

"La lucha en que se cobra fama necesita del combate diario y del estímulo; no es vergonzoso caer vencido en la liza de hoy, cuando esto aviva la inteligencia, exalta el ánimo, y lleva a vencer con más brillo en el combate de mañana (…)" (Martí, 1975,p.307).

En cuanto a los niños y la educación que reciben en Estados Unidos en Escenas Norteamericana de 6 de junio de 1884 señala,

Los niños que en Nueva York gustan más de pelotas y pistolas que de libros, porque en las escuelas las maestras que no ven en la enseñanza su carrera definitiva, no les enseñan de modo que el estudio los ocupe y enamore,-y de las casas, los padres acostumbran feamente empujarlos, como para que no les enojen con sus travesuras y enredos, a las calles; los niños, ¡válganos Dios!, o se detienen en las esquinas, lo que no es del todo mal, a trocar coqueterías con damiselillas pizpiretas de diez o doce años que con mirada y aire de mujer van solas; o se entran a la callada, a escondidas de la policía, en un patio a jugar a la pelota, o salen de las cigarrerías, que por esta maldad debieran ser tapiadas con el cigarrero adentro, ostentando en los labios sin bozo, encendidos pitillos. (...) (Martí, 1975,p.60)

En su profunda visión histórica-concreta, las concepciones martianas sobre la influencia de la Educación Física, confiaba en el desarrollo de las potencialidades del ser humano, capaz de conmover al lector menos apasionado. Una amplia preocupación tuvo por el desarrollo de las capacidades sanas y mentales desde los primeros años.

Estas valoraciones realizadas en el trabajo, en su sentido amplio, son suficientes para aquilatar la vitalidad y frescura de sus ideas. Constituye sin duda su pensamiento ético acerca de la esfera deportiva una valiosa contribución al pensamiento revolucionario cubano sobre los valores morales que deben tener los deportistas hoy en día. En resumen, enfatiza en un elemento central su humanismo revolucionario y su concepción sobre el hombre que se debía formar.

Con la construcción de la nueva sociedad el pensamiento ético martiano acerca del deporte, presente en todas sus proyecciones cobra singular vigencia, pues contribuye a formar en los deportistas principios y valores revolucionarios afines a la misión social del deporte.

Se infiere una lucha constante ante el deporte degradado y enfermizo de una sociedad que no es la nuestra o contra el escapismo fútil de un deporte vacío y alienante. Constituye a la vez una radiografía del mercantilismo y el trato inhumano a que eran sometidos los deportistas en pleno siglo XIX.

En mundo de hoy, que se debate en el neoliberalismo el pensamiento ético del maestro en cuanto al deporte, se hace necesario su estudio. Convertir el deporte en un entretenimiento sano donde los valores humanistas de hombres y mujeres se pongan de manifiesto, opuestos al individualismo y al espíritu mercantilista que hoy prevalece en muchos países, convertir esta meta, cada vez más en el contenido de la vida diaria de todos, ese es el reto al que José Martí dedicó su vida y que la Revolución lleva presente.

 

CONCLUSIONES

José Martí elaboró un arsenal de ideas que constituyen un alto aporte al desarrollo del deporte y la Educación Física. En el periodismo el maestro tuvo una de las visiones más certeras sobre la práctica del deporte. Combate a través de sus crónicas el individualismo, el envilecimiento del ser humano ante el lucro desmedido, es decir la realización de cualquier actividad atlética a cambio de dinero. Sus preceptos son hoy en la Revolución Cubana la expresión viva de su pensamiento, manifestación del deporte libre, sano, enajenado.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Arias, M. O. (2020). Una aproximación a la Ética y los valores en José Martí. Editorial Universitaria (Cuba). https://books.google.com.cu/books/about/Una_aproximaci%C3%B3n_a_la_%C3%89tica_y_los_valo.html?id=AVz4DwAAQBAJ&printsec=frontcover&source=kp_read_button&hl=es -419&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false

Barrientos Leliebre, Yanely; Rondón Matos, Lismay. (2011, marzo). El pensamiento patriótico de José Martí. Su influencia en el profesional de la Cultura Física. EduSol, 11(34), 64-73. Pérez, J. M. (1975). "La corrida de toros", The Sun, Nueva York,31 de julio de 1880 (Vol. 15). (O. Completas, Ed.) La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. https://efdeportes.com/efd156/el-pensamiento-patriotico -de-jose-marti.htm

Delgado, J. A. T., Trigo, K. T. G. L., & Torres, D. M. D. (2019). José Martí y su labor como pedagogo. Revista Conrado, 15(67), 370-375. https://efdeportes.com/efd169/jose-marti-y-su-labor-como-pedagogo.htm

José Martí Pérez. (1975). Obras Completas (Vol. 5). Ciencias Sociales. http://biblioteca.clacso.edu.ar/Cuba/cem-cu/20150114040958/Vol05.pdf

Martí Pérez, J. (1975). Obras Completas (Vol. 11). Ciencias Sociales. https://dokumen.tips/documents/jose-marti-perez-vol-11-obras-completas.html

Monal, I. (2019). José Martí: del liberalismo al democratismo antiimperialista. Revista Novos Rumos, 56(2), 25-48. https://revistas.marilia.unesp.br/index.php/novosrumos/article/view/9578/6097

Núñez, Y. C. (2021). La Universidad Popular José Martí en la órbita del pensamiento político de Julio Antonio Mella. Cuba, 1923-1927. Historia Caribe, 16(38), 3. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7974916

Peña, M. D., & Naranjo, R. F. (2018). REFLEXIONES TEÓRICAS EN RELACIÓN CON LA IDENTIDAD LATINOAMERICANA Y EL PENSAMIENTO DE JOSÉ MARTÍ. UN ACERCAMIENTO INICIAL. Didasc@ lia: didáctica y educación ISSN 2224-2643, 9(5), 251-260. https://revistas.ult.edu.cu/index.php/didascalia/article/view/821

Pérez, J. M. (1975). "Peter Cooper", La Nación, Buenos Aires, 3 de junio de 1883 (Vol. 13). La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. http://biblioteca.clacso.edu.ar/Cuba/cem-cu/20150114045935 /Vol13.pdf

Perez, J. M. (1975). ("Peter Cooper", La Nación, Buenos Aires, 3 de junio de 1883, (Obras Completas ed., Vol. 13). La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. 15 de septiembre de 2020. http://biblioteca.clacso.edu.ar/Cuba/cem-cu/20150114045935/Vol13.pdf

Pérez, J. M. (1975). "Escenas mexicanas, Revista Universal, México, 10 de septiembre de 1875 (Vol. 6). La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. https://books.google.com.cu/books/about/Escenas_mexicanas.html?id=BrEMAQAAMAAJ&redir_esc=y

Pérez, J. M. (1975). El gimnasio en la casa "La América, Nueva York, marzo de 1883 (Obras Completas ed., Vol. 8). La Habana, la Habana, Cuba: Ciencias Sociales. https://www.academia.edu/81040643/El_gimnasio_en_casa_1861_1912_De_una_moda_a_estilo_de_vida_saludable

Pérez, J. M. (1975). El gimnasio en la casa. Marzo de 1883, tomo VIII, Pág. 389. (Vol. VIII). (O. Completas, Ed.) La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. https://www.academia.edu/81040643/El_gimnasio_en_casa_1861_1912_De_una_moda_a_estilo_de_vida_saludable

Pérez, J. M. (1975). La Nación. Buenos Aires, 16 de julio de 1884 (Vol. 10). (O. Completas, Ed.) La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. http://www.biblioteca.clacso.edu.ar/gsdl/cgi-bin/library.cgi?e=d -11000-00?off-0cu%2FcuZz-006?00-1??0-10-0?0?0direct-10-AU?4???0-0l?11-es-Zz-1 ?20-about-%22Mart%C3%AD%2C+Jos%C3%A9%22?00-3-1-00-0?4??20-18-01-00-0utfZz-8 -00&a=d&cl=search&d=D10331.2

Pérez, J. M. (1975). La Nación. Buenos Aires, 6 de junio de 1884 (Vol. 10). La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. http://www.biblioteca.clacso.edu.ar/gsdl/cgi-bin/library.cgi?e=d-11000-00?off -0cu%2FcuZz-006?00-1??0-10-0?0?0direct-10-AU?4???0-0l?11-es-Zz-1?20-about -%22Mart%C3%AD%2C+Jos%C3%A9%22?00-3-1-00-0?4??20-18-01-00-0utfZz-8 -00&a=d&cl=search&d=D10331.2

Perez, J. M. (1975). La Opinión Nacional. Caracas, 10 de diciembre de 1881. (Vol. 9). (O. Completas, Ed.) La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. http://www.biblioteca.clacso.edu.ar/gsdl/cgi-bin/library.cgi?e=d-11000-00?off-0cu%2FcuZz-006?00-1??0-10-0?0?0direct-10-AU?4???0-0l ?11-es-Zz-1?20-about-%22Hidalgo%2C+Ibrah%C3%ADm%22?00-3-1-00-0?4??0-3-01-00 -0utfZz-8-00&a=d&cl=CL3.2&d=D10330.2

Pérez, J. M. (1975). Los bárbaros caminadores. Carreras de hombres. Atletas griegos y atletas modernos. (Vol. 9). La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. http://biblioteca.clacso.edu.ar/Cuba/cem-cu/20150114044627/Vol09.pdf

Pérez, J. M. (1975). PLACERES Y PROBLEMAS DE SEPTIEMBRE. La Nación. Buenos Aires, 22 de octubre de 1885 (Vol. 10). La Habana: Ciencias Sociales. http://biblioteca.clacso.edu.ar/Cuba/cem-cu/20150114045007/Vol10.pdf

Pérez, J. M. (1975). Una escena del "Football". Los colegios y los ejercicios físicos. La Nación, Buenos Aires, 11 de enero de 1885 (Vol. 10). (O. Completas, Ed.) La Habana, Cuba: Ciencias Sociales.

Pérez, J. M. (1975). "Juan Carlos Gómez", La América, Nueva York, julio de 1884 (Vol. 8). (O. Completas, Ed.) La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. http://biblioteca.clacso.edu.ar/Cuba/cem-cu/20150114043708/Vol08.pdf

Pérez, J. M. (1975). "Cartas de Martí", La Nación,Buenos Aires,1ero de abril de 1883 (Vol. 9). (O. Completas, Ed.) La Habana: Ciencias Sociales. http://biblioteca.clacso.edu.ar/Cuba/cem-cu/20150114044627/Vol09.pdf

Pérez, J. M. (1975). Cuba. En casa. Patria, 24 de marzo de 1893 (Vol. V). (O. Completas, Ed.) La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. http://biblioteca.clacso.edu.ar/Cuba/cem-cu/20150114040958/Vol05.pdf

Pérez, J. M. (1975). Los juegos. Tributo de Boston al Sullivan. Los ejercicios de la milicia. Organización del campamento y carácter de los ejercicios.El Partido Liberal,México,1887 (Vol. 11). (O. Completas, Ed.) La Habana, Cuba: Ciencias Sociales. http://biblioteca.clacso.edu.ar/Cuba/cem-cu/20150114045207/Vol11.pdf

Prieto, W. J. P., Fernández, J. L., & Palencia, T. A. S. (2018). Análisis histórico de los procesos de categorías docentes en la Universidad de Ciencias Pedagógicas José Martí. Revista Cubana de Educación Superior, 37(1 ene-abr), 148-161. https://revistas.ult.edu.cu/index.php/didascalia/article/view/821

Roig de Leuchsenring E. (1997). Tradición antimperialista de nuestra Historia. Política.

Rondón Sosa Y., & Reyes Elías Y. (2012). Expresión del pensamiento martiano en el deporte. EFDeportes.com, Revista Digital, 17(175). https://www.efdeportes.com/efd175/expresion-del-pensamiento-martiano-en-el-deporte.htm

Suárez Suárez J.R. Rodríguez Rodríguez L. V. (2017, septiembre). EL SENTIDO DEL DEPORTE EN JOSÉ MARTÍ. REFLEXIONES DESDE LA SOCIEDAD CUBANA DE HOY. DeporVida, 14(33), 165-180. https://deporvida.uho.edu.cu/index.php/deporvida/article/download/397/2214/3653

Torres Menéndez L. G. (2020, abril). José Martí y el Deporte. Revista Ciencia Universitaria, 18(1).

Varona, A. A. P. (2020). Reflexiones sobre el pensamiento pedagógico de José Martí en la formación de las nuevas generaciones. Revista Cubana de Medicina Militar, 49(1), 214-226. http://www.revmedmilitar.sld.cu/index.php/mil/article/view/423/450

Vega, A. Á., & Almaguer, D. D. L. C. C. (2018). José Martí: el mejor heredero de la conciencia latinoamericana y su identidad. Opuntia Brava, 10(3), 97-103. https://opuntiabrava.ult.edu.cu/index.php/opuntiabrava/article/view/542

 

Conflicto de intereses:
Los autores declaran no tener conflictos de intereses.

 

Contribución de los autores:
Juan Carlos Hernández Martín: Concepción de la idea, búsqueda y revisión de literatura, confección de base de datos, asesoramiento general por la temática abordada, redacción del original (primera versión), revisión y versión final del artículo, corrección del artículo, traducción de términos o información obtenida, revisión de la aplicación de la norma bibliográfica aplicada.

Isabel Reinoso Castillo: Búsqueda y revisión de literatura, confección de base de datos, asesoramiento general por la temática abordada, revisión y versión final del artículo, corrección del artículo.

 


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.
Copyright (c) 2022
Juan Carlos Hernández Martín, Isabel Reinoso Castillo.