Propuesta de pasos metodológicos para el diagnóstico de habilidades motrices en la Educación Física

ARTÍCULO ORIGINAL

Propuesta de pasos metodológicos para el diagnóstico de habilidades motrices en la Educación Física

A Proposal of methodological steps for the diagnosis of motor abilities in the Physical Education

Revista PODIUM
Año 2016, Volumen 11, número 3

Marilín Páez Basabe

Máster en Ciencias Pedagógicas. Profesor Auxiliar. Profesora de Teoría y Metodología de la Educación Física; Departamento Educación Física y Recreación. Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca. Correo electrónico: marilin.paez@upr.edu.cu


RESUMEN

Dentro del proceso de enseñanza aprendizaje de la Educación Física y su cardinal evaluación, el diagnóstico constituye una de sus fases fundamentales, por cuanto permite establecer la situación real de cada estudiante, con el fin de que el docente pueda adecuarse a sus necesidades; es este un elemento importante a tener en cuenta para alcanzar los objetivos de la actividad educativa que se inicia. Partiendo de las demandas tecnológicas en Pinar del Rìo y la necesidad de perfeccionar el trabajo en el proceso de enseñanza de la Educación Física, es que el presente trabajo tiene como propósito el diseño de pasos metodológicos que permitan la evaluación de las habilidades motrices y el seguimiento de las clases, en aras de la elevación del nivel científico metodológico de los docentes, y con ello, aumentar la calidad en el desarrollo de dicho proceso. Para ello, se emplearon métodos teóricos y empíricos, entre ellos la observación y la encuesta, los cuales permitieron el análisis real de la problemática abordada, así como el diseño de la propuesta. Como resultado y a partir de la consulta de otros textos, se presenta una propuesta de pasos metodológicos para la realización de los diagnósticos de habilidades motrices en los diferentes niveles de enseñanza en la asignatura de Educación Física, la cual ha servido de herramienta a los profesores de esta disciplina en el territorio.

Palabras clave: Educación Física, Evaluación, Diagnóstico, habilidades motrices.


ABSTRACT

Within the teaching process of Physical Education and its cardinal evaluation, the diagnosis is an essential part of its main stages, because it reveals the real situation of each student, so that the teacher can adjust his influences to their needs, constituting an important element to take into account to achieve the objectives of the educational activity since the very beginning. The present work meets the goal of designing methodological steps favoring the evaluation of the motor skills and the monitoring of lessons. It is based on the technological claims in the territory under study and the need to improve the work in the teaching process of Physical Education. Through this work the author intends to encourage the scientific methodological level of teachers and thereby increasing the quality in the development of this process. To get this aim, theoretical and empirical methods were used, including observation and survey. It facilitates a deep analysis of the problem as well as the design of the proposal. As an outcome and after an expert consult, the author presents a set of methodological steps for the running of a diagnosis on motor skills in the different levels of education. It has also served as an important tool to the teachers of this discipline in the territory on behalf of the subject Physical Education.

Key words: Physical Education, Assessment, Diagnosis, motor skills.


 

INTRODUCCIÓN

La Educación Física como concepto ha sido definida por innumerables autores, desde diferentes puntos de vista. Para Ariel Ruíz (citado por Cornejo y col., 2011), el concepto educación física constituye el proceso pedagógico que se realiza en las escuelas, encaminado al desarrollo de las capacidades de rendimiento físico del individuo, sobre la base del perfeccionamiento morfológico y funcional del organismo, la formación y mejoramiento de sus habilidades motrices, la adquisición de conocimientos y el desarrollo de sus convicciones de forma tal, que esté en condiciones de cumplir las tareas que la sociedad le señale desde el punto laboral, militar y social. La educación física es fisiológica por la naturaleza de sus ejercicios, biológica por sus efectos, pedagógica por sus métodos, y social por su organización y actuación, en cuyo centro se encuentra el hombre».

La Dra. Caridad Calderón Jorrín en el año 2001, en su libro «Fundamentos científicos- metodológicos de la actividad física y deportiva I», definió al proceso de Educación Física, como «(…) una forma de trabajo educativo-instructivo de la educación corporal, otra como un complicado proceso de interacción entre sus componentes, objetivos y subjetivos, con fines dirigidos al perfeccionamiento motor y físico, y a la educación de las cualidades de la personalidad del hombre».

Alejandro López plantea que: «La clase de educación física constituye el acto pedagógico en el cual se van a concretar los propósitos instructivoseducativos y las estrategias metodológicas previstas en la programación docente, último nivel de concreción del diseño y desarrollo curricular». (Cornejo y col., 2011).

La Educación Física se refiere al estudio de las conductas motrices susceptibles de poseer contenido educativo; es decir, se aprovecha el contenido de las actividades físicas para educar. Se busca, en definitiva, el desarrollo integral del individuo.

La Educación Física en Cuba, tiene el fin de contribuir al perfeccionamiento de los niños (as), adolescentes y jóvenes mediante las actividades físicas, deportivas, recreativas y coadyuvar de esta manera a la instrucción y la educación de un joven capaz de conducirse activa y conscientemente al servicio de la sociedad.

Ha estado incluida en los planes de estudio del país desde hace ya muchos años, aunque en ocasiones para algunos no tuviera bien definido el por qué de esta inclusión, pero hoy en día no solo se reconoce su importancia, sino que forma parte de la realidad de la existencia humana, por reconocerse el movimiento, el hilo de enlace fundamental de la persona con la sociedad y con el medio en el que se desarrolla. (Alomá, 2013).

En el ámbito escolar y dentro del contexto curricular la Educación Física es generalmente reconocida como una asignatura, cuyos contenidos se cumplen a través de un programa obligatorio que debe estar en función de las necesidades e intereses de los alumnos y de las posibilidades reales de la escuela y el personal encargado de impartir la asignatura.

Las transformaciones en la marcha del proceso revolucionario, han contribuido a aclarar más la idea de que los objetivos y tareas de la Educación Física están dirigidas al fortalecimiento de la salud de los niños y jóvenes con el desarrollo de las capacidades físicas condicionales, coordinativas y la flexibilidad, al perfeccionamiento de sus capacidades de rendimiento físico, además, de influir en la formación de cualidades de la personalidad y rasgos positivos del carácter apropiados para una sociedad socialista, aspectos que se reiteran en los nuevos enfoques de la enseñanza de la asignatura y el deporte escolar y que aparecen reflejados en los programas de Educación Física. (Bécquer y col., 2009).

Se puede decir que la clase de la Educación Física es el factor esencial, la forma organizativa fundamental, dentro del sistema de actividades docentes, extradocentes de carácter físico deportivas con las cuales se encuentra vinculados.

En los momentos actuales, la Educación Física no puede estar ajena a las tendencias pedagógicas que exigen cambios en las concepciones y formas de llevar a cabo la evaluación dentro del proceso docente educativo y sus resultados, de forma tal que tenga un carácter más sistemático e integral.

El éxito del proceso docente educativo está dado por la calidad y la estrecha vinculación que se logre en la práctica de todos los elementos que lo integran: los objetivos, contenidos, métodos que se aplican, los medios que se utilizan y la evaluación.

Por otra parte, la posibilidad de concebir actualmente la evaluación del aprendizaje como un campo de la evaluación educativa, permite considerar aspectos teóricos y metodológicos, que por su nivel de esencia son comunes y válidos para cualquier caso u objeto dentro de dicho campo y tener en cuenta los aportes que se producen desde cualquier esfera del mismo. De ahí las reiteradas referencias que se hace en el presente trabajo, a la evaluación educativa en general al tratar la del aprendizaje, sin ignorar la especificidad de esta.

Abordar, aunque sea a grandes rasgos, los hitos fundamentales de la evaluación del aprendizaje permiten una mayor comprensión del objeto y de su posible devenir ulterior. En este abordaje debe tenerse en cuenta que bajo el término evaluación del aprendizaje, se han contenido diversos significados en distintos momentos e incluso en la actualidad. Las diversas significaciones (y términos) son consecuencia lógica de su movimiento como concepto y de su vinculación estrecha con otros términos y objetos de la realidad. La propia denominación es de uso relativamente reciente y aparece asociada al concepto de «evaluación educacional» que introdujo Ralph Tyler en la década del 30, en el campo educativo.

En el ámbito de la Educación Física y el Deporte, distintos especialistas como Blázquez (1999); Da Fonseca (1981); Cagigal (1983); Lagardera (1987); Díaz (1995); Cecchini (1996) y López Rodríguez (2006), entre otros), que son afines o coincidentes con el «enfoque integral físico-educativo» asumido por la escuela cubana, reconocen la necesidad de asumir criterios cuantitativos y cualitativos de conjunto para evaluar el aprendizaje. Ello supone la posibilidad de superar la limitación tradicional a la cuantificación de la que ha sido objeto la evaluación del aprendizaje a partir de la habitual medición de cantidades (de conocimientos, habilidades y destrezas motrices); lo que ha hiperbolizado la «objetividad» de ciertas pruebas que, por demás, no cubren el espectro del aprendizaje en su concepción integral (manifestaciones).

En Cuba, la evaluación del aprendizaje en el ámbito de la Educación Física y el Deporte ha estado marcada por distintas normativas ministeriales establecidas, las que han apuntado progresivamente hacia un mayor reconocimiento del carácter complejo del aprendizaje, optando por una evaluación más centrada en lo cualitativo y lo integral, lo que supone el reconociendo de la legítima unidad intelectual-motriz del aprendizaje y de su manifestación en distintas formas o tipos: conceptual o teórico, procedimental y actitudinal.

Según Petrovski (1992), la habilidad es la «(...) manifestación externa de la capacidad de aprovechar los datos, los conocimientos, los hábitos adquiridos, operar con ellos para la explicación de las propiedades de las cosas y la resolución exitosa de determinadas tareas teóricas o prácticas…»

El fundamento psicológico de las habilidades lo constituye la comprensión de la interrelación entre el fin de la actividad las condiciones y métodos de su puesta en práctica. La habilidad motriz es la preparación que adquiere el individuo mediante la ejercitación que le permite realizar con éxito operaciones de tipo práctico; ellas a su vez se caracterizan por una estabilidad en la secuencia de la acción, liberando «relativamente» la regulación de las acciones voluntarias conscientes, por cuanto, las habilidades siempre parten de los conocimientos y de las experiencias adquiridas las que les permiten establecer las relaciones entre el objetivo de la actividad, las condiciones en que debe desarrollarse y las forma de su realización.

Desde el punto de vista de la Educación Física, las habilidades motrices se clasifican en: habilidades motrices básicas y habilidades motrices deportivas.

La problemática social existente se encuentra dada en que en la fase inicial de la evaluación diagnóstica existen deficiencias metodológicas por lo que se trabaja los contenidos sin adecuarlos a las necesidades reales que presentan los estudiantes lo que trae consigo que la determinación de los niveles del conocimiento actitudes, habilidades, influyan significativamente en el cumplimiento de los objetivos programados. De ahí que el objetivo de la presente investigación se enmarque, en: diseñar pasos metodológicos que permitan la evaluación de las habilidades motrices, en los diferentes niveles de enseñanza desde la Educación Física

 

MATERIAL Y MÉTODO

En la realización de la investigación, se aplicaron métodos empíricos como: la observación a clases de Educación Física, con un total de 16 clases observadas y distribuidas en los diferentes niveles de enseñanza. Se aplicaron encuestas a los docentes, que imparten clases de Educación Física considerando que estuvieron presentes todos los municipios del territorio para un total de 30 personas.

Todo ello permitió llegar a la adecuación de los pasos metodológicos para la realización del diagnóstico de habilidades motrices en las clases de Educación Física.

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

El diagnóstico es una de las fases fundamentales de la evaluación que nos permite constatar el grado de acercamiento al logro del objetivo y solución de un problema pedagógico, requiere de una observación permanente, predominando como estrategias básicas la autoevaluación y la coevaluación.

Objetivos del diagnóstico:

- El desarrollo y tendencias del proceso.

- Identificar las características personales ritmos y estilos de aprendizaje.

- Ofrecer oportunidades para aprender de la experiencia.

- Orientar el problema pedagógico y mejorar su calidad.

- Asegurar el éxito del problema pedagógico y evitar el fracaso.

Aspectos a tener en cuenta en la realización de un diagnóstico

Validez: se pone de manifiesto en las mediciones exigencias que se debe cumplir cuando existe correspondencia con los objetivos del programa.

Factibilidad: se pone de manifiesto en la accesibilidad de las actividades que se planifique el profesor y en ella se manifieste la motivación por parte de los estudiantes.

Confiabilidad: Se pone de manifiesto en la objetividad que muestre el ejercicio planificado por el profesor, así como la determinación de errores fundamentales y su correspondencia con la tabulación de estos.

Pasos metodológicos para la elaboración de un diagnóstico de habilidades motrices.

1. Unidad: se obtiene en los programas de estudio y se nombra teniendo en cuenta el contenido que se está impartiendo.

2. Grado: se refiere específicamente al grado que se le impartiendo el contenido

3. Nivel de desarrollo: se refiere al nivel de desarrollo con el cual se pide el cumplimiento de los contenidos y se observa en los programas de estudio

4. Objetivo: este lo elabora el docente que realizará el diagnóstico, se recomienda tener en cuenta la habilidad más el sistema de conocimiento, más las condiciones encontrándose el mismo objetivamente en función del estudiante

5. Actividad a desarrollar por los estudiantes: aquí el docente puede redactar la actividad que realizará los estudiantes o graficarla, teniendo en cuenta la simbología adecuada del deporte.

6. Determinación de los errores fundamentales: aquí el docente debe tener en cuenta de la actividad seleccionada cuales serían errores fundamentales y de ellos observar la fluidez y la efectividad.

7. Fluidez: es cuando se observan de los elementos la coordinación, acoplamiento, dinamismo con que se realizan las actividades.

8. Efectividad: es cuando se observan del elemento todo lo relacionado con los resultados de ejecución.

9. Tabulación de errores: es un proceso que nos permite tener desde el punto de vista horizontal el resultado individual del estudiante y desde el punto de vista vertical el comportamiento de la habilidad.

El tránsito por los pasos metodológicos, le ofrece al profesional que imparte clases de Educación Física una valiosa herramienta metodológica para la realización del diagnóstico y su seguimiento en la clase de Educación Física y esta podrá ser utilizada en los diferentes niveles de enseñanza.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 


Recibido: 1 de diciembre de 2016.
Aprobado:
22 de diciembre de 2016.