Resumen


Ha quedado demostrado en diversos estudios que en la historia de la civilización ha tenido que transcurrir mucho tiempo para que la mujer a nivel mundial pudiera aspirar a tener participación en actividades sociales como en el deporte. Si se compara la situación de la mujer a través de los procesos históricos se puede entender que no se reunían las condiciones objetivas y subjetivas para que compartiera los mismos escenarios deportivos con el sexo masculino.Sin embargo, desde un inicio no fue tan así; en la comunidad primitiva no había marcada diferencia entre hombres y mujeres, el fin común era sobrevivir. La actividad física no era apreciada como deporte, pero en la persecución de presas gigantes, que requería el esfuerzo de todos, no era requisito para cazar si  había que pertenecer al sexo masculino o femenino.  Todo comenzó en las comunidades de Grecia y Roma, donde se clasificaron los seres humanos por etnias, géneros, castas sociales; la actividad física femenina estaba más asociada a las danzas, juegos, quehaceres domésticos.


Autores/as

Fernando Emilio Valladares Fuente

ORCID iD
Universidad Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca, Facultad de Cultura Física "Nancy Uranga Romagoza"
Cuba

Licenciado en educación, especialidad Lengua Inglesa. Doctor en Ciencias Pedagógicas.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional. Copyright (c) Fernando Emilio Valladares Fuente


UPR

©2017 Universidad de Pinar del Río "Hermanos Saíz Montes de Oca"